la laguna

Más de 50 agentes refuerzan la seguridad en el Cuadrilátero

Agentes, anoche, en uno de los controles en el entorno del Cuadrilátero.
Agentes, anoche, en uno de los controles en el entorno del Cuadrilátero. Fran Pallero

El nuevo dispositivo de seguridad y control, acordado el pasado jueves entre las administraciones para acabar con los botellones en la lagunera zona de ocio nocturno conocida como el Cuadrilátero, se puso en marcha desde las 20.00 horas de ayer, y supone, entre otras medidas, un refuerzo este fin de semana de la seguridad en esta zona y su entorno, con más de medio centenar de agentes entre Policía Nacional y Policía Local, una cifra mayor que en anteriores.


En concreto, anoche el refuerzo fue de 40 efectivos y esta noche se prevé superar el medio centenar, según fuentes municipales.


El desbloqueo ayer del conflicto laboral entre el Ayuntamiento y los sindicatos de la Policía Local ha ayudado a este refuerzo y Subdelegación del Gobierno también ha sumado más efectivos que otros fines de semana.


Este refuerzo se concretó en la reunión técnica que tuvo lugar ayer para coordinar el operativo, y en la que también se confirmó que Metropolitano de Tenerife ha incrementado la seguridad dentro de los tranvías, ya que se había detectado que muchos jóvenes subían en tranvía hasta La Laguna con alcohol.

Área de riesgo por salud pública


Una reunión técnica que dio continuidad al encuentro que tuvo lugar el pasado jueves entre diferentes administraciones y en la que se acordó que el Gobierno de Canarias decretase la zona del Cuadrilátero y su entorno como área de riesgo por salud pública, según anunció el alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez.
Este decreto facilita la labor a la Policía Local y a la Nacional a la hora de establecer controles de acceso, seguridad y requisar bebidas alcohólicas en esta zona, lo que comenzó anoche mismo.


“Vamos a limitar el acceso con una serie de filtros en las calles adyacentes al Cuadrilátero. La idea es, en esos controles de acceso, requisar las botellas de alcohol y equipos de sonido”, explicó el jueves el alcalde.


Asimismo, este dispositivo también implica el cierre de los parques y zonas de esparcimiento del entorno del Cuadrilátero para evitar los botellones.


El regidor también hizo un llamamiento, el pasado jueves, “a los padres y madres de estos jóvenes que tenemos detectados en nuestro municipio, de entre 15 y 17 años, que están en un estado de embriaguez avanzado, y necesitamos la colaboración de todos”.

Queja vecinal


Los vecinos y residentes en la zona han estado denunciando múltiples quejas y su preocupación por los macro botellones de los últimos fines de semana. Así, esta misma semana, desde la asociación vecinal de La Verdellada reiteraron su queja por estos botellones, que se producen “cada vez con más agresividad, descontrol y violencia”, desbordándose “hacia todos los barrios limítrofes”.


La Asociación de Vecinos del Casco Histórico también se reunió recientemente con alrededor de 25 presidentes de comunidades de propietarios de edificios del entorno del Cuadrilátero para abordar esta situación.


Además, una iniciativa ciudadana lanzada a través de la plataforma Change.org lleva recogidas más de 800 firmas para que se acabe con este problema.

TE RECOMENDAMOS