sanidad

Pedro Cabrera Castillo: “La técnica LESS permite un menor daño a los tejidos sanos”

Hospiten Tenerife ha incorporado recientemente al docto, reconocido especialista en urología oncológica y cirugía mínimamente invasiva, que ha desarrollado gran parte de su trayectoria profesional en el Hospital La Paz

Por Joel Ramos

La búsqueda de innovación en cuanto a cirugías sumada al auge de las nuevas tecnologías permite, cada vez más, desarrollar mejores técnicas y procedimientos quirúrgicos que facilitan la labor de los profesionales del sector sanitario, como es el caso de la cirugía laparoendoscópica por puerto único (LESS, según sus siglas en inglés). Por esta razón, Hospiten Tenerife ha incorporado recientemente al doctor Pedro Cabrera Castillo, reconocido especialista en urología oncológica y cirugía mínimamente invasiva, que ha desarrollado gran parte de su trayectoria profesional en el Hospital La Paz, clínica pionera en las técnicas mínimamente invasivas, que empezó a desarrollar desde aproximadamente el año 2000. El doctor Cabrera lleva aproximadamente 15 años utilizando estas técnicas, lo que le ha avalado para ocupar el nuevo cargo que uno de los grupos clínicos más relevantes de la isla ha decidido ofertarle.

-¿Qué cree que puede aportar usted a Hospiten?

“El equipo de urología ya está organizado, por lo que hay una gran cantidad de tratamientos que se pueden desarrollar en el campo de la cirugía, de forma particular. Yo me he especializado en la cirugía mínimamente invasiva. En ese campo entra la cirugía laparoscópica, la cirugía transumbilical, la cirugía robótica y todas las nuevas tecnologías en las que las personas que son de mi generación hemos tenido la posibilidad de desarrollarnos y formarnos bien en esa línea”.

-¿Qué objetivos se ha planteado en esta nueva etapa?

“Estandarizar y poner al servicio de todo el mundo los tratamientos y las prestaciones que realizamos, que son las de vanguardia y mayor calidad. Otro reto es seguir en la línea de los criterios y la calidad que tiene esta casa”.

-Me hablaba de nuevas técnicas y procedimientos. ¿De cuáles se trata?

“No son nuevos procedimientos como tal, la cirugía mínimamente invasiva es hacer los mismos procedimientos, pero con una diferencia, y es que es mínimamente invasiva. En el caso de la cirugía oncológica, la prostatectomía radical -quitar la próstata o el tumor que afecta-, no es lo mismo hacerlo con una incisión estándar, que hacerlo a través de un acceso menos invasivo. Hablamos de la conocida cirugía sin incisión, que realmente no es que no exista incisión, sino que se hace a través de una cicatriz natural como es el ombligo. A través de él se accede y podemos hacer cualquier procedimiento urológico tanto a nivel prostático como a nivel renal, vesical o ureteral, entre otros”.

-Esto es la técnica LESS. Más allá de una ventaja desde el punto de vista estético, ¿presenta algún tipo de ventaja añadida?

“Por supuesto, un menor daño a los tejidos sanos, un menor sangrado y el hecho de que, al ser una cirugía mínimamente invasiva, hace que seas muy cuidadoso y lo hagas con mucho cuidado para que todo sea lo más preciso y exacto. También está estudiado que la convalecencia quirúrgica después de un procedimiento de este tipo es absolutamente inferior, porque el daño que se tiene que generar para conseguir el resultado es mucho menor al que se consigue con métodos estándares”.

-¿Existen otros proyectos que vayan a desarrollar?

“Sí y van orientados a todo lo que es el tratamiento de la patología benigna, que es la que afecta a prácticamente el 90% de los hombres, contando con el instrumental y la tecnología de última generación. Estoy hablando de láseres y técnicas quirúrgicas que se utilizan para el tratamiento de la hipertrofia prostática benigna, no ya de la patología oncológica, sino del crecimiento prostático que nos ocurre a todos los hombres con la edad. No todos necesitamos, afortunadamente, el tratamiento quirúrgico, pero aquel que lo necesite contará con un tratamiento que conlleva una convalecencia mucho menor”.

TE RECOMENDAMOS