Sur

Alarma en los negocios del Golf del Sur, en San Miguel, por una oleada de robos

Comerciantes y pequeños empresarios piden más presencia policial y más luces de noche. “Todos los días hay un asalto a algún local o un atraco a alguien por la calle”, aseguran

Empresarios hosteleros y comerciantes de la urbanización Golf del Sur, en la costa del municipio de San Miguel de Abona, denuncian una oleada de asaltos a establecimientos y robos a viandantes, y piden más presencia de agentes de la Guardia Civil y Policía local, especialmente de noche, cuando, aseguran, se registran la mayoría de delitos.

Solo en el último mes hay constancia de, al menos, tres asaltos a un bar, una cafetería y un supermercado, uno de ellos a plena luz del día cuando un individuo armado con un cuchillo irrumpió en la cafetería con clientes y se llevó la recaudación de la caja. En su huida llegó a hacerle frente con el arma a un camarero que salió tras él. Los otros negocios, ubicados en una zona muy próxima a un hotel de cinco estrellas, también han sido asaltados de madrugada a pesar de contar con sistemas de videovigilancia, cuyas cámaras permitieron grabar el momento de la entrada y salida de los delincuentes a los locales. “Esto da pena y vergüenza, todos los días hay algún asalto a algún negocio o algún atraco por la calle, sobre todo de noche, porque no hay luz y no hay policía, estamos desprotegidos”, lamentó uno de los empresarios afectados, que prefirió no revelar su identidad y que fue testigo indirecto, hace unos días, del robo a una pareja de ancianos británicos.

“Entraron al local preguntando si vendíamos prensa inglesa, les dije que la podían comprar en el centro comercial San Blas, que está a menos de cinco minutos caminando. Al cabo de una hora volvieron y él preguntó si se había dejado la cartera. ¡Se la habían robado en lo que fueron de aquí a allí! Te da rabia ¡Pobres viejitos!”, manifestó a este periódico el propietario del local.

Temporada alta

La situación, denuncian comerciantes y vecinos, ha empeorado desde hace un mes, coincidiendo con el inicio de la temporada alta turística. “Todos los vecinos te lo dicen, hay un montón de robos ahora que está llegando más turismo”, afirman.

Precisamente, el último delito del que tienen constancia lo sufrió una turista que acababa de llegar a la Isla y pasaba su primera noche en un aparthotel de la zona. A la mañana siguiente, cuando despertó, su maleta y la cartera con el dinero habían desaparecido.