arafo

Juan Ramón Martín baraja no ser candidato en 2023 a la Alcaldía de Arafo

El alcalde, que añade la docencia a su labor política, fortaleció su Gobierno de mayoría (AiA-CC) incluyendo al PSOE. “Ahora estoy en un tiempo de reflexión”, dice sobre su futuro
Juan Ramón Martín, en Los Loros, con una vista del municipio del que es alcalde, detrás / NORCHI

Desde septiembre compagina las labores de alcalde de Arafo con las de profesor de Historia en el IES Magallanes de San Isidro, en Granadilla. Al ganar la plaza por oposición, Juan Ramón Martín tiene que dedicarse por las tardes a dar clases, aunque deja bien claro que “mi labor de alcalde no se ve alterada, porque estoy desde las siete de la mañana en el Ayuntamiento, me mantengo conectado por las tardes y le dedico al pueblo todos los fines de semana”.

Niega que ese trajín sea la causa que le pueda llevar a dejar la Alcaldía al final del mandato en mayo de 2023. “Ahora mismo estoy en un periodo de reflexión, no puedo adelantar nada, solo tengo claro que debo reflexionar, pero no puedo hablar ahora de si opto o no a la reelección”, expuso sin querer afirmarlo tajantemente, añadiendo que “nada tiene que ver con la plaza de profesor que he ganado, porque todo lo contrario, esto ayuda a trabajar en la política por vocación y no por obligación”.

Juan Ramón Martín, mano derecha de Lemes durante los dos primeros mandatos tras la larga etapa de Domingo Calzadilla como regidor municipal, encabezó la lista renovada -solo repetía él- de la Agrupación de Independientes de Arafo (AiA) en coalición con CC. Sacó la mayoría absoluta (siete de los 13 concejales) y, aún así, hace un año integró en su Gobierno local a los tres concejales socialistas, un hecho insólito en la política tinerfeña. “Nuestras relaciones con CC y el PSOE son extraordinarias, pero la Agrupación Independiente de Arafo, me presente yo u otro compañero, seguirá existiendo y serán las siglas que defenderemos en 2023, otra cosa será quiénes serán nuestros compañeros de viaje, porque sigo diciendo que 20 ojos ven más que dos”. “Eso lo decidirá la asamblea local, no seré quien deje o ponga delfines, son muchos los que pueden liderar este proyecto”, dijo.

El problema del saneamiento

Uno de los problemas más acuciantes a los que se ha enfrentado Martín en su mandato ha sido el plan de etapas para acabar con los vertidos al mar desde el Polígono Industrial. “Desde el principio del mandato este ha sido un tema prioritario, y en ello hemos trabajado los tres ayuntamientos del Valle, el Cabildo y la Viceconsejería de Lucha Contra el Cambio Climático, con un trabajo continuo y nosotros llevamos una inspección de control a las empresas casi semanal”.

Hace unos días, los ayuntamientos de Candelaria, Arafo y finalmente Güímar, este último casi a contra reloj, aprobaron de nuevo la solicitud de ampliación de la autorización de vertidos desde el emisario submarino ante el retraso de las obras de la Edari. Y mientras tanto “seguimos redactando proyectos gracias al dinero de Cooperación Municipal, para llevar las aguas del Carmen, La Hidalga y El Carretón a la Edaru, que ya está en fase de pruebas, con financiación de los fondos europeos, porque nosotros no tenemos remanente por el plan de ajuste”, dejando claro que “este tema nos lo tomamos muy en serio desde el principio”.

El alcalde se comprometió, “si hace falta”, a la modificación del PGO para que Güímar y Candelaria puedan pasar por suelo arafero sus conexiones de aguas residuales hasta la Edaru (estación depuradora comarcal de aguas residuales urbanas).

“Las sentencias de la Policía Local hay que cumplirlas”

Acerca de la polémica por la plaza de oficial de Policía Local creada de manera ilegal por el anterior alcalde, según resolución judicial, Martín manifestó que “las sentencias, como no podía ser de otra manera, hay que cumplirlas y lo vamos a hacer”, algo que anunció se llevará al próximo Pleno municipal.

TE RECOMENDAMOS