Sucesos

Vecinos de Santa Cruz sufren el ciberataque de un grupo criminal de Ucrania

Detectan estafas que superan los 2.000 euros a través de SMS en los que se informa de que no se puede utilizar la tarjeta de crédito

HACKER GRAN CANARIA
Imagen cedida por la Policía Nacional

La Policía Nacional ha detectado estafas que superan los 2.000 euros a través de SMS en los que se informa que no se puede utilizar la tarjeta de crédito a no ser que se active un sistema de seguridad en un enlace que figura en el texto.

Los investigadores de la Policía Nacional han esclarecido siete delitos de este tipo en Santa Cruz de Tenerife y han identificado a uno de los presuntos autores y componentes del grupo criminal que llevan a cabo estas actividades, un ciudadano francés de 39 años residente en Ucrania.

Los perjudicados de esos delitos, vecinos de la capital tinerfeña, recibieron SMS que simulaban ser de una entidad bancaria, precisa este lunes la Policía Nacional en un comunicado.

En ellos se advertía que para utilizar su tarjeta de crédito debían activarla en el enlace que figuraba en el propio mensaje de texto.

Una vez que accedían a través del enlace, se les presentaba una página web que simulaba ser la del banco y se solicitaban sus claves para acceder.

Introducidas las claves se consumaba el engaño, dado que las mismas eran robadas por los estafadores.

Los agentes, gracias a las diligencias practicadas, identificaron dónde se habían realizado la mayor parte de los cargos; una empresa ucraniana de servicios.

Esta empresa ofrece la posibilidad, interesante desde el punto de vista de los estafadores, de realizar transferencias entre tarjetas de crédito.

El resultado de las investigaciones fue puesto en conocimiento de la autoridad judicial competente.

Según la Policía Nacional, el phising es una forma de engaño en la que, a través del envío masivo de mensajes de correo electrónico o de texto, se intenta convencer a las potenciales víctimas para que revelen sus datos de carácter personal más sensibles, generalmente los bancarios, suplantando la página web de la entidad.