santa cruz

El alcalde de Santa Cruz inicia una campaña contra la soledad de los mayores

José Manuel Bermúdez visitó a Urbana Hernández, usuaria del Servicio Municipal de Ayuda a Domicilio, a la que obsequió con un libro, dentro de una iniciativa para acompañar a los ancianos con la lectura
El alcalde de la capital lee a Urbana Hernández unos párrafos del libro ‘El fuego de bronce’, sobre la Gesta del 25 de julio. Fran Pallero

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, inició ayer una campaña para mitigar la soledad no deseada de las personas mayores usuarias del Servicio de Ayuda a Domicilio del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS). Y lo hizo a través de la entrega de un libro. El primero de 500 que se van a regalar a los mayores de la capital para acompañarlos a través de la lectura.


El alcalde, acompañado por la concejala de Acción Social, Rosario González, se acercó hasta la casa de Urbana Hernández Bello, de 87 años, a la que regaló el libro El fuego de bronce, del escritor chicharrero Jesús Villanueva Jiménez. Una novela sobre la Gesta del 25 de julio, por la que el Rey Carlos IV otorgó a Santa Cruz el título de villa exenta o municipio independiente.


Durante la visita a Urbana, esta se mostró “encantada” ante el alcalde Bermúdez, quien dio lectura a varios de la obra; ambos charlaron sobre distintos asuntos, entre ellos, de música y deporte. Y es que Urbana desveló que le encanta escuchar al cantante Camilo; que es muy aficionada al Club Deportivo Tenerife, cuyo escudo llevaba plasmado en su mascarilla, y que no se pierde ninguno de los encuentros de tenis del mallorquín Rafael Nadal, al que elogia y admira.


Urbana admitió que no sabía escribir y leer bien porque en su casa “había mucha pobreza”. Contó que en su familia eran nueve hermanos, que no había dinero para que fueran todos al colegio, y que lo importante, en aquella época, era comer, pero que le hacía “mucha ilusión”, y que le pediría a la joven que la acompaña y la ayuda a diario que le lea “un poquito cada día”. “Querida doña Urbana, espero que disfrute de la lectura de este libro, tal y como hice yo en su día. Es un libro histórico, que refleja la historia novelada de la Gesta del 25 de julio, que tanto aportó a la ciudad, y de la que nos sentimos muy orgullosos. Felices Fiestas”. Con estas palabras, el alcalde dedicó el libro a esta vecina de la zona de la Avenida de Venezuela, a la que esta respondió con un cálido abrazo y con lágrimas en los ojos.


Urbana se mostró agradecida y deseó al regidor que tuviera “mucha suerte y mucha salud”. Además, le hizo una petición; que le dejara, de forma fija, a Yosmari, la chica que la atiende en su casa. “Me atiende muy bien y estoy loca con ella. Me da mucho cariño, que es lo que yo ahora mismo necesito”, dijo Urbana, quien sacó una sonrisa a todos los que estaban presentes.


Sin duda, un día y un encuentro muy felices para esta vecina de la capital, que es una de las 2.500 personas mayores a las que el Ayuntamiento presta ayuda a domicilio. A este programa el Consistorio destina casi cinco millones de euros al año.

TE RECOMENDAMOS