cultura

El talento que recorre el Archipiélago se celebra en CajaCanarias

El espacio cultural de la fundación en Santa Cruz fue escenario este viernes de la entrega de premios de los certámenes convocados por la entidad
El Espacio Cultural CajaCanarias de Santa Cruz acogió la entrega de los galardones; en la imagen, Paula Espinosa. / Fran Pallero

Distinguir el talento de artistas, escritores e investigadores, al tiempo que contribuir a la consolidación e impulso de sus trayectorias. La Fundación CajaCanarias celebró este viernes la ceremonia de entrega de sus galardones en su espacio cultural de la capital tinerfeña.

“La historia de esta entidad es la de un compromiso con el desarrollo económico, social y cultural de las Islas”, remarcó Alfredo Luaces en su discurso de apertura. El director general de la fundación también hizo una llamada al optimismo, pese al tiempo convulso que vivimos, pues, subrayó, “el presente solo es una meta volante, porque aún nos quedan muchos proyectos y sueños que alcanzar. A partir de lo imposible se logra lo posible”.

El poeta Jorge Ortiz Robla, en su intervención. / F. Pallero

En el ámbito literario, este año el Premio de Novela Benito Pérez Armas recayó en el escritor vasco residente en Gran Canaria Saúl Cepeda, con su obra Antropófago, “un relato de intriga que involucra la alimentación y el futuro de la raza humana”, tal y como lo describió en su día la Fundación CajaCanarias al anunciar el galardón.

El Premio de Poesía Pedro García Cabrera, convocado por primera vez en 1968, distinguió en esta edición al grancanario Jorge Ortiz Robla, por su poemario M.A.O. (Carta a un padre), una obra elegíaca en la que homenajea a su progenitor, Manuel Ángel Ortiz, fallecido repentinamente el pasado año.

Evaluar la calidad del empleo en el sector turístico ha sido el objetivo de Decent work in hospitality: scale development and validation (Trabajo decente en hostelería: desarrollo y validación de escalas), la obra ganadora del Premio de Investigación Agustín de Betancourt, realizada por Francisco Javier García Rodríguez, como investigador principal, Yaiza Armas Cruz y Manuel González de la Rosa.

Cecilia Domínguez realizó en su discurso un recorrido por los galardones. / F. P.

La ficción y el documental son las dos modalidades que distingue el Premio de Cortometrajes Manolo Villalba. En esta edición el jurado ha reconocido a Grietas, un cinta de ficción, firmada por el grancanario Alberto Gross, que en su trama presenta a una familia que se rompe.

En el apartado de cine de realidad, Los espacios confinados, de Omar Al Abdul Razzak Martínez y Shira Ukrainitz, se ha alzado con el galardón. El film se vertebra como un documental animado acerca del espacio que ocupa la religión.

La serie de imágenes Pleamar ha ganado en esta edición el Premio de Fotografía de la Fundación CajaCanarias. Su autor es José Luis Monzón y en ella el autor refleja la fragilidad de ciertas piscinas situadas en las costas de Punta del Hidalgo, La Barranquera, El Pris, Bajamar y Mesa del Mar, “como metáfora de la lucha, muchas veces inútil, que el ser humano libra contra las fuerzas de la naturaleza”.

Rosario Valcárcel entregó el galardón al escritor Saúl Cepeda. / Fran Pallero

El certamen Manolo Millares de Artes Plásticas ha querido distinguir los óleos que conforman Hidden Portraits, realizados por la artista Guadalupe Martínez, en los que los rostros ocultos de sus protagonistas representan “esa necesidad de proteger la identidad en un mundo donde reinan las redes sociales y mantener la privacidad es un reto”.

El arte musical posee dos reconocimientos en los galardones culturales que concede la Fundación CajaCanarias. El XX Premio de Música María Orán, que se convocó en la modalidad de canto, fue para el tenor grancanario Gabriel Álvarez. El joven cantante no pudo recoger el premio debido a una indisposición, por lo que lo recibió en su nombre la pianista Mara Jaubert, que durante la ceremonia interpretó al piano un villancico.

Mucho más reciente es el Premio de Música Joven, que este año alcanzó su cuarta edición. Además, en esta nueva convocatoria se le ha agregado el nombre de Alberto Delgado, en memoria de quien fuera presidente de la Fundación CajaCanarias, fallecido a finales de 2020. La cantautora grancanaria Paula Espinosa recibió el galardón y fue también una de las protagonistas de la noche al interpretar al piano uno de sus temas.

Shira Ukrainitz y Omar Al Abdul Razzak Martínez. / F. Pallero

Los encargados de entregar los premios fueron las escritoras Rosario Valcárcel y Cecilia Domínguez Luis, Premio Canarias de Literatura de 2015 y, precisamente, Premio de Poesía Pedro García Cabrera en 1981; Margarita Ramos, presidenta de la Fundación CajaCanarias; Óliver González, directivo de esta misma entidad; Nuria Hernández, cantante de Caracoles; la musicóloga Rosario Álvarez, presidenta de la Real Academia Canaria de Bellas Artes y Premio Canarias de Patrimonio Histórico de 2021; el economista José Luis Rivero Ceballos, vicepresidente de la Fundación CajaCanarias; Antonio López Bonillo, secretario de la fundación, y el fotógrafo Poldo Cebrián.

Tras las palabras de Cecilia Domínguez, que se adentró en la historia de los Premios CajaCanarias, Margarita Ramos cerró un acto en el que la isla de La Palma y su población afectada por la erupción volcánica estuvo muy presente.

TE RECOMENDAMOS