deportes

El Tenerife mantiene el pulso en la cabeza con un empate ‘in extremis’

Los blanquiazules consiguen empatar un partido en el que fueron sometidos hasta que su rival se quedó en inferioridad numérica
EL DELANTERO CATALÁN ENRIC GALLEGO ANOTÓ EL TANTO DE LOS BLANQUIAZULES, QUE AHORA OCUPAN LA CUARTA PLAZA EN LA CLASIFICACIÓN. LaLiga
EL DELANTERO CATALÁN ENRIC GALLEGO ANOTÓ EL TANTO DE LOS BLANQUIAZULES, QUE AHORA OCUPAN LA CUARTA PLAZA EN LA CLASIFICACIÓN. LaLiga

El CD Tenerife sumó un punto en su visita a Cartagonova después de haber empatado en el minuto 87 por mediación de Enric Gallego. No fue el equipo reconocible de otras tantas tardes ni de otros tantos partidos como visitante. Se olvidó de jugar a lo que sabe y como sabe. Pero también le faltó la agresividad, especialmente en defensa, de otras tardes. Por eso, durante unos larguísimos 60 minutos, el Cartagena fue superior a la escuadra tinerfeña. Se adelantaron los locales, pero la expulsión de Dauda y los cambios de Ramis permitieron que el equipo chicharrero lograse un punto que le permite conservar la cuarta posición en la clasificación.

Una única variación realizó Luis Miguel Ramis con respecto al último once inicial liguero. Volvió Aitor Sanz a la medular, en sustitución de Larrea, para lucir casi el equipo de gala de Liga, pero sin Shashoua, que sí que entró en la convocatoria, pero no así en la formación titular.

La primera mitad fue para el equipo local, que dispuso del control del encuentro prácticamente en su totalidad. El Efesé amarró el medio del campo y por allí Tejera se movió con tranquilidad y soltura. No supieron controlarlo ni Aitor Sanz ni Corredera, muy desaparecidos durante todo el primer acto.

El primer disparo con mucho peligro del encuentro fue del propio Tejera, que desde unos 35 metros puso en aprietos a un Soriano que tuvo que sacar a relucir todas sus virtudes para evitar una temprana sorpresa. En el 21, volvió a avisar el cuadro local. Remate fallado por Mohammed Dauda con la izquierda desde el lado izquierdo del interior del área, muy cerca al palo izquierdo, pero se marchó ligeramente desviado. La asistencia fue de Pablo De Blasis y la acción nació de una pérdida de balón de los blanquiazules.

Reaccionó tímidamente el Tenerife con una asistencia de Enric Gallego y un remate de Elady con la izquierda desde el lado izquierdo del interior del área, aunque el balón se perdió por el lado derecho de la portería.

Lo mejor que le pudo pasar a los visitantes fue que la primera parte acabase con el empate a cero inicial, ya que el Cartagena fue mejor (acabó con un 65% de posesión, por 35% del Tenerife) y mereció irse con ventaja en el marcador.

La expulsión cambió el partido

En la segunda parte no mejoraron las cosas para un Tenerife que siguió sufriendo. De hecho, tras varias ocasiones más o menos claras, el Cartagena se adelantó después de una pérdida de balón del Tenerife en una transición defensa-ataque. Álex Gallar marcó un golazo ante el que nada pudo hacer Soriano. El balón, tras tocar en el poste, entró en la portería chicharrera. Error de los blanquiazules y gol, que se veía venir desde lejos. Le tocaba remontar a los visitantes.

Ramis reaccionó tras el tanto, aunque antes de que se adelantase el Efesé ya estaban preparados para entrar Shashoua y Míchel. Los dos salieron al campo en el minuto 62 por Aitor Sanz, que estaba amonestado, y Rubén Díez, uno de los blanquiazules más flojos en el duelo de ayer.

Con estos dos cambios, el Tenerife mejoró y creó dos ocasiones claras, que no supo aprovechar. Elady y Mollejo fueron sus autores (min 67) y el Tenerife demostró que el partido se podía arreglar. También movió el banquillo el Cartagena. En el 70 entraron Okazaki, Berto Cayarga y Clavería por Gallar, Rubén Castro y Tejera.

Víctor Mollejo puso a prueba a Marc Martínez, mientras que De Blasis, con un remate desviado, tuvo la posibilidad de hacer más grande la ventaja blanquinegra en un choque que se abría por momentos.

En el minuto 76 tuvo que pedir el cambio Mellot, debido a un problema médico en el hombro. Entró en su puesto Moore.

Acto seguido se produjo la jugada que cambió el partido. Mohammed Dauda entró con los tacos por delante ante Soriano, por lo que se ganó de manera merecida la segunda amarilla. Se marchó a los vestuarios y dejó a su equipo en inferioridad. El Tenerife tenía la ocasión de empatar.

Y la tuvo muy clara Gallego en el 82. Centro de Álex Muñoz y, sin oposición, el delantero remata mal de cabeza, por lo que el balón se marchó cerca del palo de la meta local. Muy cerca estuvo en esa acción el empate. Un minuto después agotó cambios Ramis metiendo en el campo a Sipcic y Apeh, en sustitución de Sergio y Corredera.

Cambió el escenario del encuentro tras la expulsión y el Tenerife se fue arriba con todo. En los últimos minutos, Moore puso un centro maravilloso y Gallego, con habilidad, logró marcar el empate. Tuvo que revisar la acción el VAR, pero no encontró justificación alguna para anular el tanto.

De ese modo, el Tenerife arañó un punto en un duelo en el que estuvo a merced de su rival mientras fue 11 contra 11.

TE RECOMENDAMOS