la laguna

La Laguna tendrá un presupuesto de más de 192 millones en 2022

Las cuentas municipales salen adelante con el apoyo del grupo de gobierno (PSOE, Unidas se puede y Avante), la abstención de Cs y el rechazo de CC, PP y el concejal no adscrito
Un momento de la sesión plenaria celebrada ayer. La Laguna

El Pleno de La Laguna aprobó ayer el presupuesto del municipio para 2022, con el apoyo del grupo de Gobierno (PSOE, Unidas se puede y Avante), la abstención de Ciudadanos (Cs) y el rechazo de CC, PP y el concejal no adscrito Alfredo Gómez. Unas cuentas que, en su consolidado, que incluye el Ayuntamiento, organismos autónomos, Muvisa y Urbanismo, ascienden a 192.564.069 euros, lo que supone un aumento del 15,38%, es decir, de más de 24 millones. Ningún partido de la oposición presentó enmiendas, parciales o en su totalidad.


“Hemos elaborado un presupuesto expansivo, para la recuperación. Volvemos a conseguir el más social de la historia de este municipio, en el que hemos apostado firmemente por las inversiones, el comercio y la cultura como instrumentos esenciales para consolidar la recuperación”, valoró el edil de Hacienda, Alejandro Marrero.


El concejal no adscrito Alfredo Gómez criticó que el Ayuntamiento ha contratado “a una empresa privada para que desarrolle los presupuestos”, así como la “cantidad ingente de modificaciones presupuestarias”. Y denunció que “si hubiesen querido que hiciésemos aportaciones hubiesen pasado la documentación antes”.


Por su parte, el portavoz del grupo Ciudadanos, Juan Antonio Molina, afirmó que el Gobierno local habla de aumento de las cuentas, “pero no deja de ser algo que simplemente están computando con la posibilidad de que se pueda incrementar en el futuro con los remanentes”, apuntó. Criticó, además, que se está “haciendo política a través de pantallazos”, con ayudas que “no llegan en tiempo y forma”, entre otras. Denunció, asimismo, que “no hay proyecto de futuro a seguir”. Por su parte, el portavoz del PP, Manolo Gómez, afirmó que “echamos en falta una mayor ambición” en los presupuestos, que calificó también de “continuistas”. Valoró de “excesiva” la partida destinada a gastos corrientes, que suponen el 40% de las cuentas, mientras que consideró que otras deberían tener más cuantía, como Patrimonio Histórico, Comercio o Desarrollo Rural, entre otras.


Desde CC, su portavoz, Jonathan Domínguez, sostuvo que el presupuesto es “totalmente irreal” y “electoralista”, que “basa su crecimiento en unos ingresos ficticios, y en un nuevo endeudamiento”. “No es el que necesita La Laguna para generar empleo, para impulsar la economía, y para fomentar oportunidades para los que menos tienen”, enfatizó. Lamentó el incremento en el Capítulo II sobre gastos corrientes y criticó que se haya encargado el grueso del presupuesto a una empresa externa. Desde el grupo de Gobierno, el portavoz de Unidas se puede, y concejal de Bienestar Social, Rubens Ascanio, señaló que “no es nada fácil construir un presupuesto en la época que nos ha tocado gestionar”, pero que, aún así, “consolida la política de cuidados, habla de la movilidad sostenible con proyectos concretos y pone en valor el comercio” y la lucha contra el cambio climático, con “más de 200 millones que se han solicitado para el desarrollo de los fondos europeos vinculados con la estrategia 2030”, apuntó. Destacó también que las cuentas se han construido “con la participación directa de los vecinos, que de forma constante a través de diferentes vías nos trasladan sus preocupaciones e intereses, como del personal técnico y el equipo político”. Mientras, el portavoz de Avante, y concejal de Urbanismo, Santiago Pérez, defendió que el servicio de tributos, que estudia las proyecciones del presupuesto, “en ningún momento dice que las previsiones sean no realistas”, en respuesta a algunas críticas desde la oposición; y recordó que el capítulo II es “con el que se financian los servicios a la ciudadanía y el funcionamiento de la administración”. “No es lo mismo incrementarlo para finalidades superfluas que para financiar y robustecer servicios municipales”, enfatizó.


Alejandro Marrero contestó a la oposición que el presupuesto “ha sido hecho por los funcionarios y los dirigentes políticos de las áreas” y que lo que se contrató es “un asesoramiento técnico externo para los técnicos”, solicitado por ellos. Asimismo, explicó, en cuanto a la operación de crédito por 14 millones, que “el Gobierno se compromete a que este Ayuntamiento terminará 2022 con deuda cero”. Criticó, además, que el equipo de Gobierno “no ha recibido ni una sola propuesta de mejora” al presupuesto, aunque apuntó que incorpora algunas mociones previas presentadas por Cs.


La sesión concluyó con un minuto de silencio por el fallecimiento de Hugo de Armas, quien, a inicio de mandato, fue durante un tiempo personal de confianza del grupo Unidas se puede.

TE RECOMENDAMOS