sanidad

Canarias comenzará a hacer trasplantes de pulmón en 2023

Este "complejo" proceso precisa de una formación y entrenamiento específicos de los profesionales implicados en hospitales externos, agrega la nota.
Imagen de archivo de un quirófano. DA
Imagen de archivo de un quirófano. DA

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha anunciado este miércoles que ha presentado a la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) la propuesta para que el Servicio Canario de la Salud pueda implantar el programa de trasplante pulmonar en las islas a principios de 2023.

En concreto se establece que el centro de referencia regional para este tipo de trasplantes sea el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, cuyos servicios de Neumología y Cirugía Torácica, entre otros, trabajan desde hace años con el objetivo de poder acreditarse en la realización de esta técnica, según ha informado la Consejería en un comunicado.

Este “complejo” proceso precisa de una formación y entrenamiento específicos de los profesionales implicados en hospitales externos, agrega la nota.

El director del Servicio Canario de la Salud, Conrado Domínguez, la coordinadora regional de Trasplantes, Gemma García, y el gerente del Hospital Doctor Negrín, Pedro Rodríguez, presentaron la propuesta a la directora general de la ONT, Beatriz Domínguez-Gil, y a su equipo, al considerar que actualmente se dan las condiciones idóneas para iniciar este programa de trasplante del que se beneficiarán los pacientes de las islas que lo requieran.

“Los hospitales de Canarias llevan años demostrando su capacidad de trabajo y de innovación. Los resultados logrados con la puesta en marcha del programa de trasplante cardíaco en las islas, sumado al compromiso y capacitación de los profesionales y al apoyo institucional, nos hacen considerar que existe una oportunidad para la puesta en marcha del programa”, ha afirmado la directora general de la ONT, Beatriz Domínguez-Gil.

El director del Servicio Canario de la Salud, Conrado Domínguez, ha defendido que es necesario contar con esta técnica en Canarias por una “razón de equidad”.

“La percepción que los pacientes tienen de lo que suponen la inclusión en lista de espera y la estancia en la península por un período medio de 16 meses entre el tiempo de espera para la realización del trasplante y la recuperación posterior, es un perjuicio significativo para ellos y sus familiares, y los predispone negativamente, cuando no rechazan, esta terapia”, ha explicado Domínguez.

En este sentido, ha agregado en Canarias hay profesionales formados y motivados para afrontar este nuevo procedimiento y que se dispone de las instalaciones y equipamientos necesarios “por lo que la lejanía y la condición insular no pueden suponer una limitación al tratamiento, máxime cuando se dan las circunstancias idóneas para su implantación”.

El trasplante pulmonar ofrece la última oportunidad efectiva de tratamiento para pacientes adecuadamente seleccionados con enfermedad pulmonar terminal.

En los últimos años se ha evidenciado en España un incremento en el número de pacientes que precisan un trasplante pulmonar.

En 2019 se trasplantaron 15 pacientes canarios y alcanzar la tasa nacional media para los pacientes canarios habría supuesto realizar 19 procedimientos, un 26 % más de los realizados, que es la tasa a la que se prevé llegar una vez se pueda realizar este procedimiento en las islas.

Asimismo, en el proyecto se argumentó que con las tasas actuales de donación de órganos, Canarias puede optar por un modelo autosuficiente, tal como está sucediendo con los trasplantes de corazón que se realizan en las islas desde enero de 2020.

Con los datos de 2019, de los 109 donantes de ese año, se hubiera podido disponer de entre 25 y 30 posibilidades de trasplantes pulmonares a lo que habría que añadir, como ventaja, que la población canaria es más joven que la media nacional por lo que los potenciales donantes también lo son. 

TE RECOMENDAMOS