granadilla de abona

El desguace incendiado en Granadilla no debía estar en el barranco desde 2020

La Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural le multó con falta muy grave y le obliga a restaurar el suelo por vía judicial; la empresa se trasladará al Polígono
El desguace está en el barranco del Hermano Pedro, pero según el Ciatf no afecta al cauce hidrológico. FRAN PALLERO

La empresa Desguaces Insulares S.L. fue multada por la Apmun (Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural) del Gobierno de Canarias, por falta grave el 20 de septiembre de 2020, por lo que desde esa fecha, según el viceconsejero de Lucha contra el Cambio Climático y Desarrollo Territorial, Miguel Ángel Pérez, no tenía permiso para seguir realizando la actividad de desguace de vehículos en las instalaciones con que cuenta dentro del barranco del Hermano Pedro, en Granadilla, donde el martes se produjo un pavoroso incendio a causa del fuego procedente de unos depósitos de aceite cerca de coches que estaban aún sin descontaminar.

Desguaces Insulares se instaló en esa zona en el año 2007, uno después de conseguir los permisos, tras lograr la declaración de impacto ambiental, que fue renovando cada tres años, hasta que en 2019 se le incoó expediente de sanción, al carecer de las autorizaciones pertinentes de Industria para ejercer la actividad, que la empresa recurrió por vía judicial, aunque, según Pérez, desde ese expediente “el desguace tenía que estar cerrado, y no fue así”.

La sanción de la Apmun lleva aparejado, aparte de la multa, el restablecimiento del daño ocasionado en el territorio, “a semejanza de lo que ocurrió con la sentencia del caso Áridos”, recordó el viceconsejero, aunque en este caso la vía judicial es la administrativa y no la penal.

Desde el Cabildo de Tenerife señalan que no tienen competencias en la materia, más allá de que pudiera invadirse el cauce hidrológico del barranco del Hermano Pedro, “algo que inicialmente, cuando se instaló la empresa en la zona, no ocurría”, detallan desde el Consejo Insular de Aguas.

Silencio

Este periódico quiso conocer la opinión de la empresa, pero desde administración se nos comunicó que no hablarían hasta más adelante, sin que nos pudiera atender su propietaria. Lo cierto es que el traslado de Desguaces Insulares a la antigua nave y terrenos anexos de Maher, en el Polígono Industrial de Granadilla, es inminente, quizás antes de final de mes, una vez logrado, en este caso, todos los permisos oportunos, según confirmaron tanto Miguel Ángel Pérez como Marcos González, teniente de alcalde de Granadilla.

TE RECOMENDAMOS