sucesos

“El incendio estaba muy feo, pero ya ha pasado lo peor, aunque lo vigilaremos toda la noche”

Rubén Fernández, director insular de Seguridad, destaca "la escasa presencia del viento y la rápida intervención" para evitar males mayores
Incendio en un desguace de Granadilla TONY CUADRADO

Rubén Fernández, director insular de Seguridad y presidente del Consorcio de Bomberos de Tenerife, reconoce que cuando llegó a la zona de Desguaces Insulares S.L., “el incendio estaba bastante feo, pero ya ha pasado lo peor, gracias al poco viento que ha habido y a la rápida intervención, aunque estaremos toda la noche vigilando la zona, porque aquí hay mucho combustible que puede arder”, comentó dos horas después de que se iniciara el espectacular incendio en el desguace de coches, encajonado en un barranco anexo al Camino Hermano Pedro, en Granadilla, entre San Isidro y El Médano.

Fernández señaló que “el desguace es enorme, pero solo está afectada la parte norte, al tirar el fuego hacia arriba y no hacía la costa, lo que además ha facilitado que no hubiera afección a los vuelos del Aeropuerto del Sur”, añadiendo que tampoco hubo necesidad de cortar la autopista TF-1 o la carretera de El Médano, pese a la espectacular columna de humo negro, “producida por la quema de neumáticos y los textiles de los asientos de los vehículos”, comentó el director de Seguridad del Cabildo de Tenerife, recién llegado de la isla de La Palma, donde fue el segundo responsable del Pevolca. Por el momento se desconocen las causas del inicio del fuego.

En el incendio pudo producirse cinco o diez minutos antes de las cuatro de la tarde, el horario de cierre de las instalaciones, cuando unos trabajadores dieron aviso al 112. No ha provocado daños personales, al menos que se conozcan en estos momentos, y han intervenido bomberos profesionales y voluntarios de toda la isla, cinco camiones, un nodriza del aeropuerto, varias cubas de la empresa municipal Sermugran, de Granadilla, así como un helicóptero del Gobierno de Canarias, además de la Policía Local y la Guardia Civil para organizar el tráfico y permitir los libres accesos a los equipos de emergencia y seguridad.

TE RECOMENDAMOS