la gomera

La Gomera aspira a ser 100% sostenible como Reserva de la Biosfera

La Isla cumple en julio diez años desde esta declaración mundial que obliga a proteger a 4.182 especies exclusivas en un territorio que abarca más de 84.000 hectáreas entre superficie terrestre y marina

La Gomera puede presumir de tener en el corazón de la isla un pulmón como El Cedro, que hace 40 años fue declarado Parque Nacional de Garajonay, y hace 35, Patrimonio de la Humanidad, lo que le sirvió para que hace diez años obtuviera la declaración de Reserva de la Biosfera, y así proteger más de 84.000 hectáreas de superficie terrestre y marina de la isla. En julio de este año, se cumplirá el décimo aniversario desde que el Comité Internacional de Coordinación del Programa Hombre y la Biosfera (MaB) le otorgara este reconocimiento, con el objetivo de impulsar medidas de conservación y protección de la biodiversidad.

En estos diez años se han afianzado acciones dirigidas a la consecución de las líneas estratégicas, orientadas a mejorar la calidad de vida de los habitantes, la diversificación del tejido empresarial, y mejorar la calidad ambiental y paisajística, promover la conservación y el uso del patrimonio natural y cultural e impulsar la sostenibilidad turística.

Entre las más destacadas figura la creación de microrre des inteligentes para la integración masiva de energías renovables distribuidas en los sistemas eléctricos; la implantación de la red euroafricana de espacios naturales para la mejora del conocimiento y valorización de la biodiversidad y los ecosistemas; y el proyecto Guarapo, destinado a la conservación y gestión de los palmerales.

En esta línea, también opera en la zona el Life Garajonay para la restauración ecológica del Parque Nacional, además de otros relacionados con la innovación y el desarrollo sostenible de frutales tropicales. La Gomera, según el presidente del Cabildo, Casimiro Curbelo, aspira a convertirse, al igual que El Hierro, en una Isla 100% sostenible.

La Reserva engloba a un total de 4.182 especies animales y vegetales exclusivas, 1.063 de ellas endémicas y 268 exclusivas de la Isla. Muchas de ellas se encuentran en uno de los entornos más característicos y valiosos, el Parque Nacional de Garajonay, el mayor exponente de la laurisilva canaria. Entre la fauna endémica destaca el lagarto gigante o la exclusividad del medio marino, con una gran colonia de cetáceos.

La Gomera se caracteriza por su convivencia entre naturaleza y actividad humana, en un territorio escarpado y abrupto, y con desarrollo de elementos para el cultivo singulares como los bancales, ahora inmersos en una campaña de recuperación -se destinan tres millones de euros para ello-, o los palmerales o para la comunicación, como el silbo gomero, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

TE RECOMENDAMOS