obispo de tenerife

Las voces alzadas contra las declaraciones del obispo de Tenerife coinciden: “El perdón no es suficiente”

Carla Antonelli, Efraín Medina y Álex Mercurio aseguran que el representante de la Diócesis Nivariense se ha encontrado con una sociedad que exclama "¡ya está bien!"
Voces alzadas contra las declaraciones del obispo de Tenerife. | DA

Las más de 50.000 firmas que han pedido el “cese inmediato” del obispo de Tenerife, Bernardo Álvarez, continúan en aumento. Sus declaraciones sobre la homosexualidad, vertidas la semana pasada en una entrevista difundida por Televisión Canaria, llegan en un momento en que la sociedad isleña no duda en sacar pecho por la libertad.

Sus palabras, tan peyorativas contra el colectivo LGTBI*, recogían que ser homosexual era un pecado mortal si la persona era consciente de sus actos y lo hacía libremente. Ante tal afirmación, la asociación Diversas inició la campaña en la plataforma Change.org para que tanto el Papa como la Conferencia Episcopal tomaran cartas en el asunto e impidan que un “homófobo reincidente como Bernardo Álvarez” siga siendo representante de la Iglesia.

A este respecto, han sido numerosas las voces con cierta influencia en el Archipiélago que han decidido alzarse públicamente contra el portavoz de la Diócesis Nivariense. Carla Antonelli, activista trans y diputada por el PSOE en la Asamblea de Madrid hasta las últimas elecciones, ha declarado a DIARIO DE AVISOS que “es algo completamente indecente a estas alturas” y, por ende, “se ha encontrado con toda la población canaria de frente”. Asimismo, agrega que es un “caso reincidente”, aludiendo a la justificación de abusos sexuales a menores ocurridos en 2007, cuando Álvarez manifestó que “hay niños que provocan”.

“No es un representante digno”, indica sin titubeos la activista por los derechos LGTBI*, puntualizando que, a pesar de no considerarse católica, “su testimonio perjudica a un sector importante de la población en nuestro país”, donde más del 10 por ciento de la población reconoce ser homosexual, bisexual o pansexual. Además, sostiene que el discurso del obispo debería estar en sintonía con el del Papa Francisco, quien “ha marcado un antes y un después en el reconocimiento de un derecho tan fundamental como es el respeto”.

Al ser preguntada por las disculpas, Antonelli admite que “no son creíbles porque da a entender entre líneas que tenía que haberse explicado mejor” y aboga “indudablemente” por su expulsión. Una postura que comparte el también político Efraín Medina, quien considera que “su rectificación debería haber sido más contundente” porque comentarios así “han generado un daño irreparable y un odio a muchísimas personas que hoy en día no pueden expresarse tal y como lo estoy haciendo ahora yo”.

El consejero del Cabildo de Tenerife, que afirma ser creyente, no siente que “viva en pecado mortal porque así me lo dicta mi consciencia”. “Ya hemos sufrido mucho acoso y desprecio; hemos trabajado duro para que se reconozcan nuestros derechos y, ante esta situación, pese a que pertenezco a una formación política, no puedo esconderme; ¡ya está bien!”, añade.

Por su parte, Álex Mercurio, influencer reconocido a nivel internacional en la lucha del colectivo LGTBI*, convirtió en viral hace unos días una imagen suya frente a la Catedral de La Laguna junto a un tajante mensaje: “Pecado mortal es la homofobia y la pederastia”. “La fotografía más compartida de mi perfil en Instagram”, cuenta orgulloso. Consultado por este periódico, el tinerfeño asegura que el representante “pidió disculpas porque estaba en el Vaticano y alguien le habrá asesorado” e insta a Bernardo Álvarez a grabar un vídeo disculpándose por los hechos.

Mercurio lamenta que la institución no tome medidas al respecto porque “siempre ha habido tabúes”, haciendo alusión a la pederastia en la Iglesia. “Si el obispo de Tenerife sale indemne, si lo seguimos consintiendo, personas como él continuarán vertiendo declaraciones homófobas en los medios de comunicación”, concluye.

Precisamente este miércoles, la asociación Diversas ha anunciado que impulsará mociones en las instituciones canarias para reprobar a Bernardo Álvarez ante sus palabras con el propósito de “demostrar con hechos el rechazo político” en el Archipiélago.

TE RECOMENDAMOS