educación

Piden medidas urgentes en los centros educativos para evitar caos

El sindicato ANPE propone acciones como mejorar el rastreo de contagios o priorizar la vacunación de la tercera dosis
Sergio Méndez

El sindicato ANPE Canarias reclama este martes medidas urgentes en los centros educativos para atender la nueva realidad sanitaria motivada por la variante ómicron de la COVID-19, y evitar situaciones caóticas.

El sindicato, en un comunicado, propone acciones como mejorar el rastreo de contagios, priorizar la vacunación de la tercera dosis para el profesorado, incrementar la plantilla de profesorado covid, disponer de un servicio de atención telefónica para gestionar las bajas docentes y llevar a cabo la vacunación de los menores de 5 a 11 años solo en instalaciones sanitarias, entre otras iniciativas.

Asimismo, considera que el trato hacia los profesionales educativos no está siendo el adecuado y entiende que, sin medidas extras, las nuevas decisiones, como rebajar los requisitos para las cuarentenas de las aulas, suponen un riesgo sanitario y educativo para toda la comunidad escolar, pero también para el resto de la sociedad, puesto que contribuirán a seguir saturando la atención primaria.

Prueba de este descontento entre el profesorado es que el lunes, día de la vuelta a las aulas tras el parón navideño, el profesorado manifestó sentirse desorientado y reclamó más información oficial y asesoramiento por parte de la administración, agrega la nota.

Para evitar esa realidad, ANPE propone varias medidas, organizativas y sanitarias, que den garantías a familias y profesorado.

La primera de ellas es el acceso del profesorado a pruebas PCR o test de antígenos y rastreos y cribados periódicos.

ANPE propone que el profesorado cuente con acceso a pruebas PCR o test de antígenos siempre que haya tenido contacto estrecho con positivos y solicita que se lleven a cabo cribados y rastreos de forma periódica para detectar asintomáticos y prevenir brotes mayores.

La segunda se refiere al incremento de plantilla covid para atender la nueva realidad y compensar el goteo de bajas docentes que se prevé.

El sindicato recuerda que el curso pasado Canarias disponía de alrededor de un millar de docentes covid más que este curso y que la Consejería decidió reducir la plantilla para este fin ante la mejoría de la situación sanitaria, pero considera que en las circunstancias actuales hay que rectificar esa decisión.

Además, el sindicato advierte de que la situación puede complicarse porque en determinadas especialidades algunas listas de interinidad están agotadas o cerca de agotarse.

En tercer lugar sugiere un servicio de atención telefónica para gestionar las bajas docentes y evitar los problemas que pueden generar los contagios a la comunidad educativa, entre ellos las dificultades para mantener la actividad lectiva presencial y para asegurar la conciliación de la vida familiar y laboral.

En cuarto lugar defiende la vacunación de menores en instalaciones sanitarias o espacios habilitados para ello y, en el caso de que sea indispensable recurrir a las instalaciones educativas, advierte de que el proceso deberá realizarse fuera del horario escolar y estar liderado por la administración sanitaria a todos los niveles.

Además, reclama que la Consejería garantice la disponibilidad de dispositivos electrónicos para que, en caso de tener que confinar un aula o un centro, el alumnado pueda seguir recibiendo su formación.

TE RECOMENDAMOS