garachico

José Heriberto González, alcalde de Garachico: “Es importante venderle al turismo esta comarca, pero con carreteras adecuadas”

Desde hace muchos años demanda mejoras en los accesos y en la movilidad en general debido a que los embates marítimos que azotan cada cierto tiempo a la Villa y Puerto
José Heriberto González, alcalde de Garachico

Desde hace muchos años demanda mejoras en los accesos y en la movilidad en general debido a que los embates marítimos que azotan cada cierto tiempo a la Villa y Puerto, obligan a cerrar la avenida Adolfo Suárez y a desviar el tráfico por calles que no están preparadas para ello. Ahora, la mejora de la movilidad es uno de los requisitos para seguir formando parte de la Red de los Pueblos más Bonitos de España, el único de Tenerife que ha conseguido este reconocimiento.

-¿Sigue pensando que es necesario una alternativa a la avenida marítima?

“La avenida marítima de Garachico es una carretera insular de interés general que permite acceder a toda la Isla Baja y eso genera más dificultades porque los temporales marítimos ocurren en una vía urbana por la que pasan a diario miles de vehículos, con lo cual cerrarla supone un gran problema porque hay que desviar el tráfico por calles interiores que en su momento no se hicieron para en resistir vehículos de estas características. Son vías adoquinadas, muy estrechas y rodeadas de edificios históricos, sin una cimentación preparada para soportar durante tantos años las vibraciones del paso de camiones. Pasar por Garachico esos días supone un mínimo de 20 minutos y no hay una alternativa mínimamente fiable para hacerlo por el casco”.

-¿Le ha pedido a las administraciones acondicionar la TF-82 al ser la solución más viable y rápida, al menos por ahora?

“Es lo que estamos pidiendo. Soy consciente que construir una variante en Garachico no es fácil sino una obra compleja y que además, cuesta mucho dinero. Entiendo que esta alternativa no se puede plantear hasta que no se termine el Anillo Insular y se resuelva el problema del colapso en la TF-5, por eso lo que pido son actuaciones pequeñas, que las tenemos localizadas y pueden mejorar la seguridad y la fluidez del tráfico. Me preocupan los accesos hacia el Anillo Insular y desde este a la Isla Baja que se hace a través de la TF-421 y la TF-82 con grandes dificultades para este municipio, Buenavista y Los Silos. No pedimos hacer vías nuevas ni locuras en el medio ambiente, sino acondicionar las actuales, con curvas muy peligrosas y desprendimientos pero que la gente seguirá usando porque es absurdo que para acceder al Anillo Insular haya que ir hasta Buen Paso. Es importante venderle al turismo esta comarca y Garachico como uno de los más bonitos de España, pero le tenemos que ofrecer unas carreteras adecuadas”.

-¿El campo de fútbol se va a quedar como aparcamiento?

“Está calificado como aparcamiento provisional. No se descarta que en el futuro tenga otro tipo de usos pero no serán muy diferentes, porque está en el casco histórico, donde no se puede construir y es una zona de espacios libres porque el mar puede subir en cualquier momento. Ello permitiría cerrar el tráfico en calles principales. Hay algunas muy antiguas, con fachadas protegidas, que antes no se construían con garaje y sus dueños tienen que dejar el coche en la calle. Si se quiere peatonalizar, hay que ofrecer alternativas a los vecinos que viven allí, es decir aparcamientos disuasorios. Lo que queremos es sacar coches del conjunto histórico para que la gente pueda vivir más tranquila, sin tanta contaminación y ruido”.

-¿Qué pasará con el sistema de alerta temprana?

“El temporal del 23 de diciembre no se detectó porque un sistema de previsión meteorológica o de temporales marítimos necesita un par de años de maduración. Hace tres semanas tuvimos una reunión telemática con expertos de la universidad de Cantabria, Gesplan, y nos explicaron que las condiciones que se dieron ese día no las tenían registradas y por eso el sistema no detectó que el mar pudiera subir. Ahora ya las introdujeron y por eso si ocurre otra vez, se podrá prevenir. Esperamos que en los próximos años la fiabilidad sea mayor porque eso es lo que nos da seguridad. La antelación de saber lo que va a ocurrir es importante, porque nos permite organizarnos y avisar a las empresas, gasolineras, a Titsa, y a las empaquetadoras de plátanos para que ese día procuren no enviar camiones de grandes dimensiones porque se va a cerrar la carretera”.

-Hablando de empaquetadoras de plátanos, ¿cuándo comienza la construcción del centro cultural en el antiguo edificio de la FAST?

“Falta un informe. Estamos trabajando en ello porque nos pidieron un informe definitivo de Política Territorial. Ya tenemos el de Patrimonio Histórico que era el más farragoso porque en Garachico esta Consejería tiene mucho que decir. Espero que sea este mismo año”.

TE RECOMENDAMOS