tenerife

Pedro Martín no ve “prioritario” el tren y Arriaga “lo reclama” en Madrid

El presidente del Cabildo insiste en que se trata de una inversión “muy costosa” y acusa a CC de querer “erosionar” el Gobierno; mientras, su socio de Cs lo impulsa en el Congreso de los Diputados
Maqueta del intercambiador de San Isidro (Granadilla), una de las siete paradas que tendría el tren entre Santa Cruz y Adeje.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, volvía ayer a defender el pacto de gobernabilidad suscrito con Sí Podemos en el que se rechaza la construcción del tren del Sur, por no considerarlo “prioritario”. En paralelo, su socio y vicepresidente, Enrique Arriaga (Cs), estaba presente en el Congreso de los Diputados durante el registro del grupo parlamentario Ciudadanos de una Proposición No de Ley (PNL) para el impulso de una red ferroviaria en Tenerife y Gran Canaria, con el objetivo de conformar una “alternativa real al transporte por carretera” en ambas islas, según Arriaga, el mismo que hace una semana retiraba una moción en el Pleno insular de apoyo al tren, tras la amenaza de Sí Podemos de romper el pacto de Gobierno (PSOE-Cs).

Se trata de la misma propuesta que ahora retomarán los grupos de la oposición, CC y PP, para llevarla al siguiente Pleno de la Corporación.

Hoy, Emilio Navarro, alcalde de Santiago del Teide y nuevo presidente insular de los populares, dará detalles de esa iniciativa que tratará, básicamente, de lograr el “sí” de Ciudadanos y tratar de erosionar el actual pacto de Gobierno.

Pedro Martín insistía de nuevo ayer ante un grupo de periodistas que el tren del Sur “no es una prioridad”, subrayando que no va a resolver los problemas de movilidad en Tenerife y es una “alternativa” más y muy costosa.

Martín dijo que “es una inversión multimillonaria, que nadie crea que lo va a pagar solo la Unión Europea, van a tener que poner dinero todas las instituciones y el Cabildo, también”, y ve “lamentable” que especialmente CC trate de “generar enfrentamiento y gastar al Gobierno” cuando los temas de movilidad deberían salir adelante con consenso.

Además, criticó la posición cambiante de Coalición Canaria a lo largo de la legislatura, porque “han dicho no”, después que “si un trozo” en el tramo Arona-Adeje y ahora también que “sí por encima de todas las cosas”.Para Martín, la decisión sobre este proyecto debería ser consensuada por todos los grupos, “es lo ideal” -hace mención también a su socio, Cs-, ya que la inversión “puede hipotecar” el dinero de la movilidad de los próximos mandatos, por lo que rechaza los intentos de CC de no negociar sino buscar cómo “generar polémica y crispación”. Cuando hizo estas declaraciones aún no se había conocido que su socio y vicepresidente, Enrique Arriaga, seguía apostando por el tren en el Congreso de los Diputados.

Podemos y Fepeco

También se refirieron ayer al tren uno de sus mayores detractores (Sí se puede) y uno de sus grandes valedores (Fepeco), enfrentados entre sí al colisionar sus dispares puntos de vista. María José Belda, consejera morada en el Cabildo, insiste en su rechazo, porque la cifra de 2.200 millones en la construcción del tren del Sur es “disparatada” y, además, calculando que se vendieran 18 millones de trayectos anuales al mismo precio que el del tranvía, la inversión tardaría en recuperarse 30 años, según dijo. Insistió en el “destrozo del territorio” y la cantidad de puestos de trabajo que se destruirían “vinculados a las guaguas”.

Para Belda, no es “anormal” que Podemos apoye el tren en Gran Canaria y “las bases en Tenerife, no”, y alertó de que un informe de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria advierte sobre la “insostenibilidad económica” del proyecto. En cuanto a las críticas del presidente de Fepeco, Óscar Izquierdo, dijo que, “al igual que ocurre con otros grupos de presión, está acostumbrado a pretender dirigir la Isla desde su sillón de representante de los intereses de los cuatro que siempre se han repartido el dinero público, y hacer política sin presentarse a las elecciones”.

Óscar Izquierdo (Fepeco), por su parte, habla de la bondad de “un transporte sostenible, ecológico y recomendado por la Agenda Verde de la Unión Europea” y pidió a la consejera de Podemos del Gobierno de Canarias, Noemí Santana, que explique y haga recapacitar a sus compañeros de partido en Tenerife sobre los beneficios del tren, ya que su formación lo apoya decididamente en Gran Canaria, y también por los conocimientos que seguro tiene al respecto, por su antigua relación laboral a la empresa pública Ferrocarriles de Gran Canaria”.

Tal y como publicó DIARIO DE AVISOS en su edición de ayer, según un estudio del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de nuestra provincia, “el tren, de hacerse hoy, estaría terminado en seis años y generaría más de 3.500 puestos directos”, aunque Rufino García, Luis Gutiérrez e Iván Solla reconocen que “el tren por sí solo no resolvería el problema de movilidad de Tenerife, donde ya hay casi un coche por habitante”, para lo que solicitan aparcamientos en las afueras de las áreas metropolitana y ciudad turística del Sur. “No hay metros cuadrados para aparcar tanto vehículo, que al paso que vamos seguirán siendo casi 10.000 más cada año”, remarcó Rufino García.

Una PNL para pedir el transporte guiado en Tenerife y Gran Canaria

El grupo parlamentario Ciudadanos registró ayer en el Congreso de los Diputados una Proposición No de Ley (PNL) para el impulso de una red ferroviaria en Tenerife y Gran Canaria, con el objetivo de conformar una “alternativa real al transporte por carretera” en ambas islas.

Esta iniciativa parlamentaria llega a la Cámara Baja de la mano del coordinador autonómico de Cs en Canarias, Enrique Arriaga, con una reivindicación que abandera la formación liberal en el Archipiélago y que pretende “conseguir unos servicios de transporte que superen el ámbito municipal” y “contribuir a la articulación de los núcleos de población principales”.

Esta PNL pide al Gobierno que se garantice una “financiación suficiente” para la construcción y puesta en marcha del Ferrocarril de Gran Canaria y del tren del Sur de Tenerife.

El portavoz de Transportes de Cs en el Congreso, Juan Ignacio López-Bas, pone el foco en “el grave problema de movilidad” y recuerda que “tanto Gran Canaria como Tenerife cuentan con un parque automovilístico con una densidad 3,5 veces más alta que la media nacional con casi un vehículo por habitante”.

Por su parte, Arriaga indica que “es fundamental que el desarrollo del Archipiélago llegue a través de medios de transportes que respeten la Agenda 2030”. El Estado tiene “la obligación de realizar inversiones que conlleven un equilibrio económico adecuado y justo entre las diferentes autonomías, atendiendo en este caso a las circunstancias y particularidades sobrevenidas por la insularidad”.

La formación naranja recuerda que la estrategia de movilidad segura, sostenible y conectada del Ministerio recoge, entre otros objetivos, la movilidad sostenible contribuyendo al descenso de las emisiones de gases de efecto invernadero, al tiempo que señalan la fragilidad de un territorio como el del archipiélago canario debido a la alta presión demográfica que sufre.

TE RECOMENDAMOS