la laguna

Retoman los controles de acceso al Cuadrilátero lagunero y aumenta la presencia policial

Ayuntamiento y Subdelegación del Gobierno acuerdan recuperar el operativo de octubre para evitar la entrada de menores y bebidas
Momento de la reunión telemática entre Alejandro Marrero, Javier Plata y mandos de la Policía Local, Policía Canaria y Policía Nacional, ayer. Fran Pallero

Tras los incidentes ocurridos en la zona de ocio nocturno de La Laguna conocida como el Cuadrilátero en la noche del pasado sábado, el Ayuntamiento y la Subdelegación del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife se reunieron ayer y acordaron retomar el operativo de seguridad puesto en marcha en octubre, cuando ocurrieron hechos similares, y con el que se aumentará la presencia policial en la zona y se retomarán los controles de acceso a la misma para evitar la entrada de menores, bebidas alcohólicas u otros elementos inseguros.

Así lo anunció ayer el concejal lagunero de Seguridad Ciudadana, Alejandro Marrero, tras la reunión, celebrada de manera telemática, con el subdelegado del Gobierno en la provincia, Javier Plata, así como con la Policía Local y los mandos de la Policía Canaria y Policía Nacional, entre otros.

Retomar el operativo dispuesto en octubre supone, según explicó el edil, aumentar la presencia policial en el Cuadrilátero “y filtraremos en sus cuatro puntos de entrada para que no entre ningún menor, ni se entre con botellas, ni bebidas alcohólicas o cualquier elemento que suponga un riesgo para la convivencia”.

Marrero destacó que el dispositivo “funcionó muy bien en octubre y logró corregir esa situación en muy corto espacio de tiempo”, por lo que “confiamos en que ya este fin de semana se corrija la situación”. Aún así, el operativo se mantendrá dos semanas “como mínimo”, tras las que “nos volveremos a reunir, y si hace falta también la que viene, para valorar la situación e iremos adaptando los recursos y medios a la situación”, apuntó. “No podemos permitir que vuelvan a ocurrir”, enfatizó.

El concejal explicó que este pasado fin de semana se habían reforzado los recursos de la Policía Local y la Policía Nacional, “porque conocíamos que habían terminado los exámenes y que íbamos a tener un pequeño repunte”. “Teníamos un operativo bastante amplio pero, como se pudo ver, fue insuficiente”, añadió, por lo que ayer se acordó aumentar la presencia policial, aunque apuntó que “lamentablemente son hechos que se están repitiendo en distintos puntos”, por lo que desde la Policía Nacional indicaron “que también se iban a destinar recursos a Santa Cruz”, donde en la tarde del sábado hubo otra reyerta multitudinaria.

El operativo arrancará este jueves, a las 20.00 horas, e incluirá, además, “un refuerzo en las zonas de transporte público, como el Intercambiador y el tranvía, para que esos menores que puedan portar bebidas u otros elementos sean detectados antes de llegar a los cuatro puntos de filtro de acceso al Cuadrilátero”, explicó Marrero. Y “no solo se centra en el Cuadrilátero sino también en la periferia como Barrio Nuevo, La Verdellada, La Concepción.. donde pueden generarse esos pequeños botellones”, añadió.

Asimismo, se realizarán “inspecciones en algunos establecimientos por si hubiese menores consumiendo alcohol, lo que no está permitido. Ya lo estamos haciendo en los 24 horas desde hace varias semanas para que no vendan bebidas alcohólicas a partir de la hora límite y ahora vamos a reforzar las inspecciones a ciertos locales”.

Santa Cruz

Por otra parte, cabe recordar que otra reyerta multitudinaria tuvo lugar, también en la tarde del pasado sábado, en el entorno de la plaza de España de la capital tinerfeña, y en la que tuvieron que intervenir la Policía Local y la Policía Nacional. El alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, manifestaba ayer que, en dicha zona “y la avenida de Anaga, ya venimos actuando, en coordinación con la Policía Nacional, reforzando la seguridad”, aunque el regidor local apuntó que “es verdad que se han producido pequeños altercados, y como no queremos que vaya a más, hemos reforzado la seguridad junto con la Policía Nacional. Esperemos que no vaya a más y se controle desde la fuerzas de seguridad”.

Asimismo, el delegado del sindicato CSIF en el Consistorio capitalino, Jesús Illada, manifestó ayer su preocupación por esta reyerta. “Son quedadas que se hacen a través de redes sociales y que producen desasosiego entre la ciudadanía, ya que se crea inseguridad y un ambiente poco propicio para la vida familiar”, aseguró a COPE Canarias. El portavoz explicó que “lo que pasa es que, aunque nos concentramos, no damos avío. Además, el resto de la ciudad queda desprotegida, pues el grueso del personal se tiene que quedar en los puntos conflictivos durante horas porque los menores vuelven a pelearse a la mínima”. Illada también puntualizó que el perfil de los implicados es muy variado: “Hablamos de chicos de clase media e inmigrantes, hay de todo, lo que tenemos claro es que todos se citan a través de Internet”.

TE RECOMENDAMOS