cultura

‘Preludio’: la memoria habita en una casa

El cineasta tinerfeño Roberto Chinet impulsa, a través de la productora Novilunio, una campaña de micromecenazgo para financiar la última parte del presupuesto de su nuevo cortometraje
La actriz Rita Rodríguez encarna a Irene en la época actual. / DA

Una historia de amor, pero también de mujeres valientes que se enfrentan lo mejor que pueden a la vida. Un relato cinematográfico que transcurre en dos tiempos alejados entre sí, a la vez que, de alguna manera, muy cercanos por lo que tienen de problemáticos: 1955, en plena dictadura franquista, y 2020, de lleno en la crisis sanitaria y social provocada por la pandemia de la COVID-19.

El tinerfeño Roberto Chinet ha puesto el título de Preludio a su nuevo cortometraje, producido por Novilunio Music and Films -la productora que creó en 2016 junto a Minia Díaz- e interpretado por Rita Rodríguez y Amanda Fuentes, quienes encarnan a una misma mujer, Irene, en el presente y en el pasado; Sonya Durango (Marcela), Joel Morales (Daniel) y Manolo Acosta (Luis).

El origen de Preludio hay que buscarlo hace más de 10 años, cuando Roberto Chinet escribió la primera versión del guion. “Mucho tiempo después desempolvé esa historia y nos pusimos a trabajar para poder filmarla”, explica el director, guionista, montador y productor canario.

Preludio obtuvo una de las ayudas convocadas por TEA Tenerife Espacio de las Artes a la creación de proyectos audiovisuales, lo que condujo, explica su director, a poner en marcha la preproducción y elaborar una última versión del guion.

“Cuando estábamos listos para rodar, llega la pandemia, que nos obliga a cancelar el rodaje y posponerlo hasta que llegase la desescalada” de las restricciones de seguridad sanitaria. Y fue justo eso, la irrupción del coronavirus, lo que llevó a Chinet a reescribir el guion, para dar cuenta de una “situación extrema” como la que todavía nos afecta, y con la que, a su vez, el relato cobró un nuevo sentido. La memoria de la protagonista, y la casa que habita, es el hilo conductor de la trama, pero además hay una canción, Prelude to a kiss, compuesta en 1938 por Duke Ellington, con letras de Irving Gordon e Irving Mills, que en la voz de Sarah Vaughan se convierte en leitmotiv del film.

Uno de los desafíos ha sido recrear dos épocas separadas por 65 años, lo que ha conllevado un aumento en el presupuesto. Roberto Chinet explica que, al igual que en propuestas audiovisuales anteriores, presentaron el proyecto a las convocatorias de ayudas del Gobierno de Canarias, pero en esta ocasión no obtuvieron el respaldo de la Administración regional.

“Creíamos que esta vez también íbamos a recibir ese apoyo, porque hablamos de un proyecto completamente canario, en el que han trabajado 40 profesionales y artistas de las Islas, pero no fue así. Eso supuso un gran revés para Preludio, en una decisión del Gobierno de Canarias que, al menos para nosotros, resultó controvertida: nos quedamos a solo siete décimas de lograr la subvención”.

Pese a ello, como indica el cineasta tinerfeño, en Novilunio Music and Films no han desistido de llevar a la pantalla esta aventura cinematográfica. “Para una productora pequeña como la nuestra supone un sobresfuerzo llegar al final de la posproducción, y por eso hemos lanzado esta campaña de micromecenazgo”, argumenta.

Está previsto que ‘Preludio’ se estrene el próximo mes de mayo. / DA

El objetivo es obtener 5.000 euros. Hasta el 10 de abril, y a través del sitio web de Verkami https://vkm.is/preludio, las personas interesadas podrán colaborar en la iniciativa, que comprende 14 tipos de recompensas, de acuerdo con aportaciones que pueden ir de los 6 a los 3.000 euros. El estreno del film está previsto para mayo.

TE RECOMENDAMOS