política

Raquel Sánchez, ministra de Transportes: “Canarias dispone de 1.607 millones para carreteras, no descarto abrir la puerta a otro convenio”

La ministra cree que las relaciones Canarias-Estado se encuentran en un gran momento
Raquel Sánchez

La visita a Tenerife de la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, dejó un chorro de millones para infraestructuras vitales en Canarias, como la ampliación de dinero destinado al convenio de carreteras, en 407 millones de euros, y el compromiso de incrementar el mismo si fuera necesario para que las Islas no asuman el sobrecoste de las obras. A esto se suma el acuerdo con AENA, cifrado en más de 300 millones de euros, para la remodelación integral del aeropuerto Tenerife Sur. Esta última infraestructura fue el motivo de la visita ministerial, con la apertura al público el pasado miércoles de la terminal de enlace y la T2, donde se han invertido 62 millones de euros.


-Su viaje a Canarias ha sido como el de los Reyes Magos por Navidad.
“Está bien que se vea de esa manera. La visita ha servido para poner en evidencia el compromiso de España con la Comunidad de Canarias y, en esta caso, para materializar proyectos como la terminal del aeropuerto Tenerife Sur y también el anuncio de que hemos resuelto el conflicto que existía con el convenio de carreteras y, por lo tanto, son proyectos en los que veníamos trabajando hace tiempo y que ya están viendo la luz”.


-¿A esa autorización de 407 millones de euros adicionales en el convenio de carreteras se amplia también la vigencia?
“Efectivamente, a ese dinero comprometido se amplia el periodo de vigencia del convenio hasta 2027, con el fin de tener más tiempo de ejecución de las obras que estaban previstas, lo que permite asumir la revisión de los precios. No se descarta que tengamos que abrir la puerta a otro convenio. Esto nos permite no poner punto a un convenio que estaba incluso judicializado por el incumplimiento del anterior gobierno del PP, pasando de los 1.200 millones a 1.607 millones de euros”.


-¿Y el Gobierno de España estaría dispuesto a asumir el sobrecoste de 4.000 millones de euros, que, según una cláusula en el convenio firmada por el anterior Ejecutivo autonómico de Coalición Canaria con el Gobierno estatal del PP, sería dinero que debería afrontar Canarias?
“En lo que debo insistir es en que ahora tenemos el reto de ejecutar un convenio de 1.607 millones y que el Gobierno de España tiene el compromiso de seguir financiando y apoyando el desarrollo de las infraestructuras viarias del transporte en Canarias, pero, insisto, no descartamos un nuevo convenio”.


-¿Por qué ha tardado tanto AENA en entender la necesidad de remodelar el Tenerife Sur cuando es uno de los aeropuertos más rentables de España?
“Yo creo que hace ya años que empezamos a planificar esta ampliación. De hecho, durante el periodo 2017-2021 hemos efectuado inversiones en el aeropuerto Tenerife Sur por un importe de 160 millones y lo que realizamos el pasado miércoles es poner en funcionamiento esa ampliación que une los dos edificios existentes, que va a permitir pasar de un tráfico de 13 millones de pasajeros al año a 16 millones. Y, lo que es más importante, ya nos comprometemos a encargar la asistencia técnica para empezar el estudio de la remodelación integral del aeropuerto con el DORA III, que empezaremos en el año 2026. Ahora se ha puesto en marcha esa ampliación, pero hay que recordar que veníamos trabajando en ella desde 2017”.


-Respecto a esta remodelación integral ha hablado usted de un gasto superior a los 300 millones y hay quien lo cifra en unos 470 millones. ¿Supongo que esas cantidades estarán a expensas también del concurso internacional de ideas?
“Hemos hablado de una inversión inicial estimada en más de 300 millones. Por lo tanto, tendremos primero que hacer el encargo de esa asistencia técnica y redactar el proyecto. De lo que sí estamos seguros es de la importancia que tiene la terminal del aeropuerto de Tenerife Sur para la principal industria de Canarias, que es el turismo. Hemos colaborado con el Gobierno canario y el Cabildo de Tenerife para que sea un proyecto simbólico del territorio, que represente la imagen de Tenerife a los visitantes y que esté a la altura que se merecen los canarios y canarias”.


-¿Le han trasladado la necesidad de una segunda pista para el Tenerife Sur como llevan tiempo sugiriendo nuestros políticos y empresarios del sector turístico?
“De momento, lo importante es que nos centremos en esa ampliación que hemos puesto en marcha, que va a permitir que el tráfico aéreo pase de 13 a 16 millones de pasajeros al año. Creemos que con esa previsión podemos asumir la demanda existente, pero usted sabe que los DORA, esos documentos que recogen las inversiones, se anticipan a las necesidades futuras y habrá que analizar, en el momento en que aprobemos el DORA III, si es necesario ampliar las pistas, el campo de vuelo. Ahora no parece un proyecto prioritario, pero si llegado el momento se previera una saturación del aeropuerto, evidentemente abordaríamos esa ampliación”.


-¿Hay alguna posibilidad de rebajar las tasas aeroportuarias en Canarias?
“La verdad es que las tasas, en el DORA que se ha aprobado, tienen un crecimiento cero. Nosotros nos vamos a mantener en esa línea y entendemos que las bonificaciones que ya se ofrecen a los canarios y canarias, que llegan a un 75%, ya permiten que el coste de los billetes sea más baratos, por lo que no procede la rebaja de las tasas. Hay que recordar que las tarifas aeroportuarias de AENA representan menos del 3% del paquete turístico. La tarifa media en Canarias es un 30% inferior a la media nacional, y son un 43% más bajas que las de sus destinos turísticos competidores en el Mediterráneo. Además, las inversiones de AENA en los aeropuertos se sufragan con las tarifas, no con los Presupuestos Generales del Estado. AENA, por tanto, se autofinancia”.


-¿Y qué podemos hacer para que a los peninsulares no les cueste tanto volar a Canarias?
“Los últimos datos del turismo de Canarias no solo están demostrando una recuperación, sino unas cifras más que satisfactorias. Por lo tanto, toda la política que hemos aplicado a las tarifas aéreas en nuestro país garantizan un aumento cero en todos los aeropuertos. El turismo se está recuperando a pesar de la situación de crisis coyuntural que se vive en Europa a raíz de la invasión de Ucrania por parte de Rusia. Y, a pesar de ello, tenemos datos de empleo y de afiliación a la Seguridad Social históricos, y en todos los sectores, comportándose el turismo de una manera extraordinaria, y aquí se está viendo en Canarias”.


-¿Puede confirmar, como ha apuntado el presidente canario, Ángel Víctor Torres, que las Islas quedarán exentas de esa tasa verde que la UE piensa imponer al queroseno de los aviones?
“Nosotros estamos defendiendo eso. Estamos trabajando dentro de las medidas del paquete Fit For 55 que afectan a Canarias, tanto al tráfico aéreo como al marítimo, para que se tengan en cuenta las especificidades del Archipiélago en ambos modos de transportes. Estamos trabajando con la Comisión y precisamente esta semana hay un consejo en Luxemburgo en el que una de las cuestiones que se va a tratar, precisamente, es esa. Este Ministerio va a trabajar para defender esas especificidades, no solo en el tráfico aéreo interinsular, sino internacional”.


-En el Archipiélago se ha hablado mucho este año de los trenes de Tenerife y Gran Canaria. Aunque no haya un absoluto consenso, ¿puede garantizar usted que estos proyectos del sur de cada isla cuentan con el apoyo económico del Gobierno de España y de los fondos europeos Next Generation?
“De la polémica sobre su necesidad o no, o de la falta de consenso, seguramente será el presidente del Gobierno de Canarias o el del Cabildo de Tenerife quienes tengan más información. Lo único que le puedo decir es cómo no vamos a apoyar los trenes en las Islas cuando hemos abordado la financiación de los proyectos de ferrocarriles en Tenerife y Gran Canaria desde 2009, con más de 50 millones de euros a través de los cabildos. Si son proyectos que tienen la posibilidad de integrarse en los fondos europeos del Mecanismo de Recuperación, nosotros los analizaremos, como no puede ser de otra manera. Esos trenes tendrían un coste aproximado de 3.800 millones, según los proyectos, repito, ya redactados”.


-Visto lo visto con el aumento de los costes del combustible, supongo que el Gobierno se verá obligado a mantener ese descuento de 20 céntimos por litro más allá del 30 de junio.
“Nosotros lo que estamos haciendo ahora es analizar el impacto de todas esas medidas que hemos implantado como repuesta a la crisis generada por la guerra en Ucrania. Aquellas que hayan sido eficaces no dude que las vamos a seguir manteniendo y ampliando, sobre todo aquellas que van a estar al lado de las familias, porque hay que apoyar a las personas más afectadas y del tejido productivo. Por tanto, no tendremos problemas para prorrogar esa medida de descuento de los 20 céntimos, 15 a cargo del Gobierno y 5 de las compañías petroleras. Analizaremos esa medida como cualquier otra que alivie la crisis y la inflación. Nuestro compromiso es total y absoluto. Este Gobierno ha demostrado que cuando las cosas van mal, ya sea por la pandemia o por la crisis derivada de esa guerra tan condenable por la invasión de Rusia de Ucrania, este Gobierno reacciona, este Gobierno protege a las familias, este Gobierno garantiza el crecimiento económico. Tenemos instrumentos, como el Plan de Transformación, Recuperación y Resiliencia, que se está desarrollando y ejecutando con éxito, siendo el primer país que ha recibido el primer desembolso de los fondos europeos. En breve, obtendremos el segundo desembolso. Nuestra economía está creciendo y las previsiones son positivas, pese a un marco de incertidumbre que no depende de la actuación de este Gobierno. Quiero transmitir este mensaje de sensibilidad, pero también de contundencia y determinación en las medidas que sean necesarias. Y, evidentemente, dentro de esos colectivos afectados por la subida de los precios de los carburantes están los transportistas, con quienes alcanzamos un acuerdo que nos permitió acabar con la movilización hace un par de meses. Estamos trabajando con ellos un proyecto de ley, dentro de la futura norma para adaptar los principios de ley de cadena alimentaria al sector del transporte, que permita que puedan prestar su trabajo y sus servicios en condiciones de sostenibilidad, para que no trabajen bajo pérdidas, esperando tener este acuerdo antes del verano”.


-¿En ese acuerdo con los transportistas se suprimirá la idea de cobrar peajes en las autovías españolas?
“La intención del Gobierno de España nunca ha sido imponer el establecimiento de peajes, pero sí el abordar el futuro y la sostenibilidad de la Red de Carreteras del Estado. Para ello, por supuesto que consideramos imprescindible, lo hemos considerado siempre y lo vamos a seguir considerando en adelante, tanto el consenso como la situación económica”.

TE RECOMENDAMOS