viruela del mono

Viruela del mono en Canarias: las islas siguen a la espera de confirmación de los dos casos sospechosos

Se trata de dos varones, uno en Gran Canaria y otro de Tenerife, que dada su evolución favorable, están siguiendo el proceso de recuperación en sus domicilios
Laboratorio - Viruela del mono en Canarias

Las Islas siguen a la espera de la respuesta del Centro Nacional de Microbiología para confirmar si las muestras de los dos casos sospechosos de infección por viruela del mono en Canarias son positivas o no, según han indicado este domingo a Europa Press fuentes de la Consejería de Sanidad.

Se trata de dos varones, uno en Gran Canaria y otro de Tenerife, que dada su evolución favorable, están siguiendo el proceso de recuperación en sus domicilios con el seguimiento correspondiente.

En este sentido, se da la circunstancia de que sólo uno de los dos varones había estado en la fiesta celebrada en el sur de Gran Canaria que se estudia como un posible foco de contagio.

Al respecto, la Consejería ha indicado que es posible el evento haya contribuido a la transmisión del virus aunque matizó que aún es pronto para saber el peso con el que haya podido contribuir a la difusión.

Dos casos sospechosos de viruela del mono en Canarias

Sanidad notificó el pasado jueves un primer caso de sospecha de viruela del mono en Canarias, en la isla de Gran Canaria, paciente que está siendo atendido en el Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín sin que haya requerido ingreso hospitalario.

El paciente es varón joven que tras la encuesta epidemiológica realizada reúne los criterios de notificación y perfil de casos que el Ministerio de Sanidad ha registrado como alerta de infección por viruela del mono.

Un día después, este viernes, la Consejería informó de un segundo caso de sospecha, esta vez en la isla de Tenerife, que está siendo atendido en el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria sin que tampoco haya requerido ingreso hospitalario.

Este segundo caso corresponde a un hombre joven que también reúne los criterios de notificación y perfil de casos que el Ministerio de Sanidad ha registrado como alerta de esta infección, conocida también como ‘Monkeypox’.

¿QUÉ ES LA VIRUELA DEL MONO?

La viruela símica apareció por primera vez en los seres humanos en 1970 en la República Democrática del Congo (denominada en aquel entonces Zaire) en un niño de nueve años, en una región en la que la viruela se había erradicado en 1968.

Desde entonces, la mayoría de los casos notificados proceden de regiones rurales de la selva tropical de la cuenca del Congo y el África occidental, en particular de la República Democrática del Congo, donde se considera endémica. En 2017, Nigeria sufrió el mayor brote documentado, aproximadamente 40 años después de los últimos casos confirmados.

En la primavera de 2003 se confirmaron casos de viruela símica en los Estados Unidos, siendo la primera vez que se detectó la enfermedad fuera del continente africano. La mayoría de los pacientes había tenido un contacto estrecho con perros de la pradera domésticos que habían sido infectados por roedores africanos importados al país.

El periodo de incubación (intervalo entre la infección y la aparición de los síntomas) de la viruela símica suele ser de seis a 16 días, aunque puede variar entre cinco y 21 días. Además, suele ser una enfermedad autolimitada con síntomas que duran de 14 a 21 días. Los casos graves se producen con mayor frecuencia entre los niños y su evolución depende del grado de exposición al virus, el estado de salud del paciente y la gravedad de las complicaciones.

Según la OMS, la tasa de letalidad ha variado mucho en las distintas epidemias, pero ha sido inferior al 10% en los eventos documentados. La mayoría de las defunciones se producen en los niños pequeños y, en general, los grupos de edad más jóvenes parecen ser más susceptibles, indica.

TE RECOMENDAMOS