sucesos

Los expertos descartan que el derrumbe en el Teide fuera causado por los sismos

Tanto el IGN como Involcan recuerdan que son normales desprendimientos en laderas tan pronunciadas como la norte; la meteorología, posible origen de la caída de rocas del pasado viernes
derrumbe en el Teide

A veces, el azar tira sus dados y, por definición, resulta imprevisible lo que sale en los mismos, pero para distinguir realidad y coincidencia está la ciencia. Un buen ejemplo de ello es lo sucedido acerca de un vídeo sobre un derrumbe en el Teide, concretamente en la cara norte, que ayer corrió como la pólvora por redes sociales, causando una lógica preocupación entre no pocos tinerfeños, al fecharse justo el pasado viernes, día en que se constató un formidable enjambre de eventos híbridos (que no de terremotos clásicos) a unos 13 kilómetros de profundidad bajo el Pico Viejo.

Pero no. Nada tiene que ver un hecho (el derrumbe en el Teide) con el otro (los seísmos de los últimos días), como así dejaron claro tanto desde el Instituto Geográfico Nacional (IGN) como desde el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan).

Es más, tampoco es difícil de comprender que, como aclaran, es lo más normal del mundo que se produzcan este tipo de derrumbes en pendientes tan pronunciadas como las de la ladera norte del Teide. Lo más probable es que la meteorología (y la correspondiente erosión) esté detrás de esta fortuita caída de rocas.

Reacciones tras el derrumbe en el Teide

Fue el coordinador científico de Involcan, Nemesio Pérez, quien primero facilitó las claves a DIARIO DE AVISOS para entender que nada hay de qué alarmarse.

“Este derrumbe en el Teide no tiene nada que ver con lo sucedido por esos eventos híbridos [unos 450] y es lo más normal que pase en una pendiente como esa”, recalcó Pérez, quien incluso detalló que, en todo caso, “es al revés: porque nosotros detectamos señales de eventos híbridos [causados por fluidos] como el citado, terremotos y también fenómenos que no tienen relación alguna con sismos, como bien puede ser una caída de rocas importante”.

A este respecto, hay que tener en cuenta que, sumando toda la potencia de lo sucedido el pasado viernes bajo la superficie de Las Cañadas, apenas supone un terremoto de magnitud 2 o, lo que es lo mismo, ni siquiera es sentido por la población.

Pero el azar trajo consigo el enredo y, como explicó en Twitter el sismólogo del IGN Itahiza Domínguez, la casualidad hizo que justo fuera este derrumbre de rocas del pasado viernes el primero que han podido fechar con plena seguridad: “Es algo esperable en una zona tan escarpada y que muestra signos de otros sucesos recientes similares. Además, lo detectamos en un par de estaciones sísmicas”, confirmó este especialista.

Por su parte, el director del Área de Vigilancia Volcánica de Involcan, Luca D’auria, remachó el desmentido: “Se trata de un acontecimiento muy común en la vertiente norte del Teide, especialmente durante el verano. Está principalmente relacionado con factores meteorológicos”.

Para colmo, ni siquiera se sabe con certeza si el vídeo de marras es del pasado viernes.

TE RECOMENDAMOS