garachico

Garachico, 12.07 horas: “Le empezó a sonar el móvil a más gente, eso me asustó más”

"Le dije a ella: '¡Es el tuyo!', luego pensé: 'Ah, no, ¡es el mío!'. Pero ni una ni otra, era el de todos", relata Begoña.
Garachico, 12.07 horas: "Le empezó a sonar el móvil a más gente, eso me asustó más"

Por Nerea de Ara. Son las 12:00 del mediodía y el municipio de Garachico se prepara para ser escenario de un simulacro: los actores, 10.000 personas que circulen en ese momento por la localidad, y la el argumento de la obra, el sistema ES-Alert.

A las 12:03, Techy, de 43 años, le explica a su madre Carmen -de 80, qué va a ocurrir: “Van a hacer una prueba de un servicio que nos va a avisar cuando haya emergencias. Ahora vas a ver cómo me llega un mensaje que va a tener un sonido, y hasta que no lo acepte no va a parar”.

Este proyecto, tal y como ha definido la usuaria, ha sido desarrollado por la Dirección General de Protección Civil y Emergencias y la Consejería de Administraciones Públicas del Gobierno de Canarias, y permitirá avisar mediante mensaje de texto a los teléfonos móviles en caso de catástrofes o emergencias, así como de incendios, inundaciones, fenómenos meteorológicos adversos o accidentes químicos sin necesidad de instalar una aplicación.

Cuando llegan las 12:07, finalmente ocurre: varios móviles del centro urbano de Garachico comienzan a sonar, cogiendo por sorpresa a muchos y a otros, no tanto.

María del Mar y Begoña, de 50 años, son dos de las personas a las que “el pitido, como ya lo han bautizado algunos de los viandantes, ha pillado desprevenidas: “Lo habíamos leído, pero no nos acordábamos. De repente empezamos a oír sonidos y miramos a todos lados, extrañadas porque sonaran tantos móviles”, comenta la primera.

“Le dije a ella: ‘¡Es el tuyo!’, luego pensé: ‘Ah, no, ¡es el mío!’. Pero ni una ni otra, era el de todos”, relata Begoña.

Caso diferente es el de su acompañante, Gabino, de 55 años, quien no estaba enterado del simulacro y cuando lo recibió, se asustó.

“Normalmente llevo el móvil en modo silencio, por lo que no entendía qué estaba sonando tan seguido… Y cuando vi que le estaba pasando lo mismo a varia gente me asusté aún más, hasta que entendí lo que era”, confiesa.

Pese a esta sorpresa inicial, los tres coinciden en la necesidad de poner en marcha este tipo de iniciativas, “que nos hubieran venido genial, por ejemplo, cuando pasó el incendio de Los Realejos”, recuerda Gabino, haciendo referencia a la emergencia registrada en el norte de la isla el pasado mes de julio.

Pero en esta obra, también ha habido algunos actores que han sido relegados al puesto de figurantes y no han recibido ningún tipo de mensaje.

“Estaba enterada de lo que iba a pasar, pero ni a mi novio ni a mí nos ha llegado nada”, expone Laura, de 37 años, y añade que la iniciativa “está genial, siempre y cuando en el futuro nos suene a todos”.

Este hecho se explica, según el policía local Alejandro Álvarez, porque el comunicado ha sido enviado a través de la señal telefónica “y depende del operador que utilice cada persona, ha llegado o no. La mayoría que lo han recibido trabajan con Movistar”.

En esta misma línea, Techy platea otra problemática, presentando como ejemplo el caso de su madre: “Ella no lo ha recibido porque tiene un teléfono antiguo sin conexión a internet. Espero que en el futuro puedan arreglar esto, porque hay muchas personas mayores que viven solas que no deberían quedarse sin saber”.

Pese a ello, afirma que el sistema “está muy bien, sobre todo en lugares como este, que están muy expuestos al mar… Es importante que nos mantengan alerta”.

ES-Alert ha sido probado, durante este jueves, en dos municipios canarios, siendo el otro Valleseco, en Gran Canaria.

Ambas localizaciones han sido seleccionadas por sus singulares características que permiten testear el comportamiento del sistema de avisos, al ser entornos expuestos a determinados riesgos, tal y como han explicado desde los responsables del sistema. 

TE PUEDE INTERESAR