cd tenerife

El CD Tenerife por la mínima ante el Eibar (0-1)

Un gol de Corpas es suficiente para dar el triunfo a los vascos
CD Tenerife-Eibar SERGIO MÉNDEZ
CD Tenerife-Eibar SERGIO MÉNDEZ

Frente al Eibar se volvió a dejar tres puntos, a pesar de que los locales dieron probablemente el máximo de sus posibilidades. Pero ni siquiera dándolo todo y superando a su rival en muchos momentos del choque, les da a los blanquiazules esta temporada para sacar los partidos adelante

El Tenerife es la viva imagen del querer y no poder. Frente al Eibar se volvió a dejar tres puntos, a pesar de que los locales ofrecieron, probablemente, el máximo de sus posibilidades. Pero ni siquiera dándolo todo y superando a su rival en muchos momentos del choque, les da a los blanquiazules esta temporada para sacar los partidos adelante. Esto supone cambiar de objetivo, dejar atrás definitivamente la idea de pelear por el playoff (de los 36 puntos que restan por jugarse, tendría que ganar 33 para tener opciones) y empezar a planificar ya a la próxima temporada.

Luis Miguel Ramis tuvo que modificar los planes iniciales que tenía previsto. Kike Salas, que había sido titular en la pasada jornada, se lesionó durante el calentamiento y su puesto en el eje de la zaga lo ocupó José León, quien jugó junto a Sipcic. Además, el entrenador local introdujo tres cambios con respecto al once visto en El Molinón. El primero de ellos estuvo en la defensa donde Mellot recuperó la titularidad en detrimento de Buñuel. Mientras que los otros dos estaban en el frente de ataque. José Ángel y Teto se quedan en el banquillo para darle la alternativa a Borja Garcés y Waldo Rubio.

El partido comenzó con una tarjeta amarilla. Corpas la vio cuando apenas se había disputado un minuto de juego. Los locales saltaron al campo con ganas y en los primeros diez minutos metieron al Eibar en su campo. Iván Romero, metiéndose por la izquierda, metía en aprietos a la defensa visitante. Además, el Tenerife se encontraba cómodo en el campo gracias a su buen posicionamiento. El equipo estaba muy junto y movía el esférico con criterio. Encima el cuadro armero fue castigado con una nueva amonestación, esta vez para Bautista en el minuto 17.

A partir de ahí el Eibar fue poco a poco ganando la posesión del esférico, mientras que Romero seguía intentándolo. En el 29 el andaluz probó suerte desde media distancia. El Tenerife se fue atascando y perdiendo el dinamismo que había mostrando a la hora de salir de atrás y de atacar por ciertas zonas. Waldo, por la derecha, apenas estaba entrando en juego.

En el minuto 35, el Eibar se adelantó en el marcador sin merecerlo. Atacaron los armeros por la izquierda y la defensa tinerfeñista le dio todas las facilidades del mundo para que Corpas, con un gran disparo, batiese a Soriano en el primer disparo que efectuaba el equipo vasco. La calidad individual eibarresa se impuso al error de los locales.

Se quedó tocado el Tenerife tras esa acción y algo perdido en lo que restaba de primera parte. Solo despertó el público local cuando Waldo soltó un latigazo lejano que Luca Zidane no paró y el rechace del balón no lo pudo aprovechar ninguno de los dos atacantes blanquiazules, que se habían quedado parados viendo la acción.

Así acabó una primera parte en la que el Tenerife dominó al Eibar en un tramo largo, pero en la que se impuso la mayor calidad de los visitantes.

En el arranque de la segunda mitad pasaron muchas cosas. Y todas a favor del Tenerife. En el 46 un centro chut de Waldo obligó a sacar la pelota al guardameta visitante. En el 56 José León se quedó muy cerca de empatar con un remate de cabeza. El defensa estaba en una posición muy complicada y su cabezazo, muy forzado, no encontró el camino del gol. Sí entró el balón golpeado por Garcés en el minuto 64, pero el gol fue anulado por mano clara de Corredera. Eran los mejores minutos del Tenerife en el partido. Es más, los blanquiazules ya habían disparado más a puerta que en otros partidos.

Garitano le vio las orejas al lobo e hizo un triple cambio para impedir el empate de los locales. Aketxe, Quique, Vadillo entraron al partido y se fueron Corpas, Yanis y Stoichkov. También hizo cambios Ramis en el minuto 73. Elady y José Ángel relevaron a Garcés y a Aitor Sanz, con problemas físicos.

Los cambios no mejoraron al equipo. Le restaron velocidad y se perdió la intensidad con la que estaban atacando a la puerta de Zidane. En el 81, Teto entró al campo en sustitución de Waldo.
El encuentro entraba en su recta final, pero fue un querer y no poder. El Tenerife acabó perdiendo, a pesar de ser superior al Eibar en muchos momentos.

TE PUEDE INTERESAR