liga endesa

El Lenovo Tenerife gana con autoridad en Santiago (58-78)

Los aurinegros dominan en todas las facetas del juego en el Fontes do Sar
Lenovo y Gran Canaria reviven el derbi del basket canario

El Lenovo Tenerife se llevó la victoria de la pista del Obradoiro (58-78) en un duelo dominado con claridad por los de Txus Vidorreta, que maniataron a los locales en todo. La diferencia entre uno y otro conjunto pareció abismal, aunque no lo sea.

Primera titularidad de Bolmaro con la camiseta aurinegra. Los insulares salieron lanzados (0-7) ante un Obradoiro que se estrellaba una y otra vez con al sólida defensa de los de Vidorreta (4-12). La circulación de balón de los tinerfeños era clave.

Con el 8-16, Fernández tuvo que parar el duelo con el primer tiempo muerto. Los gallegos no habían logrado anotar un solo triple y eso lastraba su anotación.

A vueltas de ese tiempo muerto, Fran Guerra se creció en la pintura (11-22) para cerrar la primera manga.

Bajaron las prestaciones de los dos equipos en el segundo cuarto. Costaba más anotar y el Lenovo Tenerife tiraba de renta de los primeros diez minutos (17-25).

Huertas, como ya hizo en los primeros diez minutos, marcaba diferencias y daba a los suyos la templanza necesaria. El 31% en triples no era problema para los aurinegros (20-32).

Al descanso se llegó con un claro 21-35. El Lenovo Tenerife firmaba un partido serio, sólido, dando sensación de superioridad.

La autoridad canarista se mantenía (21-37) sin cesar en esa obsesión por demostrar una superioridad en todos los aspectos del juego que los gallegos trataban de variar desde el triple (26-41). El problema era que, a falta más de poco más de cinco minutos para el final del duelo, los gallegos solo habían metido 3 de los 13 lanzamientos de tres intentados.

Una de las claves era la defensa de los de Vidorreta, que habían permitido a su oponente anotar solo 28 puntos en 26 minutos de juego (28-47).

Al final de la manga, un rotundo 35-54.

Tocaba cerrar el partido, certificar todo lo hecho en 30 minutos y el Lenovo Tenerife ni falló ni defraudó.

Los de Vidorreta no se quitaron el mono de trabajo, siguieron a los suyo y, de ese modo, obtuvieron rentas máximas de 24 tantos (44-68). Fernández, con cinco minutos por jugarse, paró un partido que iba camino de resultado de escándalo.

Los de Txus Vidorreta cerraban el duelo con 58-78.

TE PUEDE INTERESAR