La borrasca Óscar descargó más de 100 litros en Vilaflor de Chasna

El último frente borrascoso empapó la tierra, a las puertas del verano, en Vilaflor de Chasna.

El paso de la borrasca Óscar ha sido una bendición para el sur de Tenerife, donde descargó las cantidades más importantes de lluvia, especialmente en los altos de San Miguel, Granadilla y Vilaflor de Chasna. En este último municipio se recogieron 110 litros por metro cuadrado, lo cual ha supuesto un alivio considerable para el campo chasnero a escasas fechas de que entre oficialmente el verano, una estación especialmente temida en esta zona por las altas temperaturas y el riesgo de incendios forestales.

“Cayeron más de 100 litros de una forma suave, serenita, que ha venido muy bien en general, aunque quizá no tanto para algún cultivo puntual como determinadas parritas, porque la cosecha se ha atrasado un poco por el frío que ha hecho, pero la lluvia siempre es bienvenida y está todo el mundo contentísimo”, manifestó ayer a DIARIO DE AVISOS Agustina Beltrán, alcaldesa en funciones de Vilaflor de Chasna, que el próximo sábado será reelegida en el cargo para gobernar otros cuatro años con mayoría absoluta.

La regidora chasnera no recuerda unas precipitaciones tan intensas en un mes de junio. “Hace años, en agosto, cayeron unos chubascos, pero en junio, a las puertas del verano yo no me acuerdo ver llover de esta forma”, indicó. Subrayó que el agua caída ha dado un respiro inesperado a los hombres y mujeres del campo. “Estamos contentos porque es la época de siembra de papas y no es lo mismo afrontarla con la sequía que arrastrábamos, que ahora que hay un fondo de agua”, explicó.

Aunque el frente borrascoso ha evitado varios riegos con agua de los estanques, las precipitaciones no han dejado tanta huella en los embalses, porque, como señaló Beltrán, “para eso tendría que haber llovido más días”. Respecto a posibles restricciones este verano, la alcaldesa las da prácticamente por descartadas: “Con las actuaciones que se han hecho, se ha controlado bastante el consumo y las pérdidas”.

Precisamente, el Cabildo confirmó ayer que la balsa de Trevejos se encuentra al 75% de su capacidad, con 207.538 metros cúbicos, lo que garantiza el suministro para el agua de regadío, aseguró la Institución.

Una roca desprendida por la lluvia afecta a la conducción Tágara-Trevejos

El Cabildo está realizando una actuación de emergencia desde el pasado lunes para reparar la conducción de transporte de aguas Tágara-Trevejos, en Guía de Isora.

El consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca en funciones, Javier Parrilla, explicó que “se ha declarado la emergencia de las obras debido a la importancia de esta conducción para el municipio de Vilaflor y parte de Adeje, Arona y San Miguel”. Además, adelantó que, según el informe técnico, se prevé que los trabajos de reparación concluyan en 15 días, dada la dificultad de acceso de la zona.

La rotura afectó a un tramo de tubería de ocho metros de longitud, a unos 500 metros de la boca sureste del túnel de Tágara, producida por el impacto de una roca desprendida del talud a raíz de las últimas lluvias.

TE PUEDE INTERESAR