sucesos

Enormes colas para coger la guagua en Tenerife Sur al final del mayor puente del año

El servicio de Titsa fue tan precario que también afectó a paradas como la de San Isidro, donde durante horas no se recogió pasaje por la saturación de los vehículos

Decenas y decenas de personas sufrieron hoy un notable colapso en el servicio que presta la empresa pública Transportes Interurbanos de Tenerife (Titsa) respecto a las guaguas regulares que cubren la demanda ciudadana en el Tenerife Sur-Reina Sofía, un aeropuerto internacional que durante el año pasado registró un total aproximado de 10.8 millones de pasajeros.

Dicho servicio llegó a resultar tan deficiente que los problemas generados en el aeródromo se extendieron a otras paradas, aumentando así el número de afectados por estas incidencias, dado que numerosos vecinos de San Isidro (Granadilla de Abona) han esperado en vano durante horas a que alguna de las guaguas que pasaban por el lugar se detuvieran a recogerlos, lo que resultaba imposible al llegar saturadas de pasaje.

Día clave

Los hechos que nos ocupan acaecieron en horas de la tarde en un día particularmente sensible desde la perspectiva del transporte porque no solo es domingo sino que, sobre todo, se trata de la jornada final del mayor puente vacacional del año, como es el de la semana en que coinciden los festivos por el aniversario de la Constitución y la celebración de la Inmaculada Concepción.

Una guagua pasa sin detenerse por falta de espacio para recoger más pasajeros, hoy en San Isidro./ Cedida

Los numerosos testimonios recabados en redes sociales y en el propio Ayuntamiento de Granadilla (desde donde, tras ser preguntados al respecto por este periódico, se hicieron eco de las quejas de los vecinos compartiendo su malestar) dejan constancia de que la planificación realizada por Titsa ante día tan señalado ha sido del todo precaria, por cuanto hay vídeos que muestran incluso, a ojo de buen cubero, una cola de medio centenar de personas esperando por la guagua en el Aeropuerto.

Igualmente, las imágenes reflejan cómo han llegado a contarse por decenas quienes intentaban, sin éxito, subirse a una guagua pública en la parada de San Isidro.

TE PUEDE INTERESAR