santa cruz

El Ayuntamiento de Santa Cruz atiende a 928 posibles casos de niños en riesgo

El IMAS ha intervenido hasta mediados de enero de 2024 en avisos de colegios, familiares, hospitales o Fiscalía para comprobar si existe desprotección en los menores y adolescentes
El Ayuntamiento de Santa Cruz atiende a 928 posibles casos de niños en riesgo
Adolescentes en un Centro de Menores. / DA

El Ayuntamiento de Santa Cruz, a través del área del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) y con la intervención del Equipo de Infancia y Familia, ha intervenido desde 2023 hasta enero de este mismo año en un total de 928 posibles casos de niños, niñas y adolescentes en riesgo, comunicaciones que les han llegado a través de colegios, familiares, centros de salud, hospitales, Fiscalía de Menores o la Dirección General de Protección de la Infancia y la Familia del Gobierno de Canarias, entre otras fuentes de esa alerta, que pone en marcha a los equipos del IMAS para valorar si es precisa su intervención.

Charín González, concejala del área de Políticas Sociales, destacó las actuaciones del equipo de Infancia y Familia y cuantificó, a fecha de 17 de enero, que “iniciamos el año 2023 con 524 casos que nos han comunicado desde diferentes instancias, en los distritos en los que actuamos, de tal manera que en los casos de las diligencias previas (inicio del contacto con el entorno familiar) se han producido 20 en Anaga; 48 en Añaza; 71 en Barranco Grande; 40 en Centro-Ifara; 56 en Los Gladiolos; 71 en Ofra, y 77 en Salud-La Salle” y resume aludiendo a que “en total, y en este apartado específico, estamos interviniendo en 383 casos”.

“Con respecto a la actuación de menores con expedientes incoados -dijo González-, de la misma manera han sido 1 en Anaga; 4 en Añaza; 18 en Barranco Grande; 10 en Centro-Ifara; 9 en Los Gladiolos; 13 en Ofra, y 5 en Salud-La Salle; en definitiva, 60 en total” y avanza que “en el caso de menores ya declarados en situación de riesgo, se ha intervenido en 6 en Anaga; 7 en Añaza; 26 en Barranco Grande; 1 en Centro-Ifara; 4 en Los Gladiolos; 24 en Ofra, y 13 en Salud-La Salle, que supone un total de 81 niños, niñas y adolescentes en esta situación, con quienes ya se trabaja con su entorno y con ellos mismos”.

Desde Infancia y Familia indicaron que “las comunicaciones normalmente entran por registro o desde el correo infancia@santacruzdetenerife.es, que está destinado al público en general, donde se pueden realizar comunicaciones que se investigan”. Desde que se recibe un posible caso de un/a menor en riesgo “desde los equipos del IMAS, lo primero que se hace es mirar qué antecedentes tiene, si los hubiera, su ficha social, que es toda la información que disponemos de la familia que hemos atendido, y se lo pasamos al equipo que tenemos en la zona, compuesto por trabajadora social, psicóloga y educadora” y ya el negociado de Infancia y Familia valora en qué grado está el menor, que se evalúa en 1, 2 y 3”.

Diversos grados de actuación tras el aviso de un menor en riesgo

El negociado de Infancia y Familia del IMAS explicó que el grado 1 es aquel “en el que tenemos que dejar lo que estamos haciendo y salir corriendo porque existe un riesgo muy severo”, mientras “en el segundo grado, se inicia un expediente en el que se detallan las cuestiones con las que hay que trabajar en el seno de la familia y con el niño, niña o adolescente en cuestión, y en el tercer grado, directamente lo derivamos a la UTS de zona, al considerarse que no es algo grave”.

Se trata de un conjunto de actuaciones de carácter profesional que se desarrollan cuando no está suficientemente garantizada la atención a las personas menores en su entorno familiar o existir situaciones de riesgo. Por ello tiene por objeto fomentar en todos los miembros de la familia la adquisición de habilidades básicas y hábitos de conducta necesarios para superar la situación de crisis, riesgo o vulnerabilidad que ha dado origen a la intervención.

TE PUEDE INTERESAR