sociedad

Las personas más altas del país vivían en Canarias: “Unos leños”

Comer leche con gofio les hacía estar más fuertes

1,74 metros era la altura media de los habitantes del municipio canario en el que llegaron a vivir las personas más altas de España. La gente de la cumbre del sur de Gran Canaria comía sano siempre y esto les ayudaba en su estatura.

Un estudio científico elaborado por docentes de dirección de Empresa e Historia Económica de la Universidad de La Laguna y del departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Murcia ha revelado que los ciudadanos de San Bartolomé de Tirajana fueron los más altos de todo el país hasta que desapareció la “mili” obligatoria y llegó la comida pagada por Bruselas.

Los profesores José M. Martínez Carrión, Cándido Román Cervantes y Begoña Candela Martínez han constatado los datos con cifras del reclutamiento militar. La talla promedio masculina en edades de 19-21 años por cohortes de nacimiento para el periodo 1860-1915 alcanzaba los valores más altos conocidos en el territorio nacional con un incremento de 2,86 centímetros.

La estatura media masculina de Canarias se situaba más cerca de los parámetros de la Europa occidental que de los de la España peninsular: los habitantes de Tirajana eran unos leños similares a los holandeses de hoy en día.

Aunque eran relativamente pobres, los adolescentes canarios tuvieron el mayor bienestar físico de España desde 1860 a 1915 y un patrón de bienestar biológico y nutricional similar al de la Europa desarrollada e industrial.

La dieta, la principal razón de su altura

La dieta, la menor incidencia de enfermedades y el clima fueron influyeron directamente en la ventaja del estado nutricional en Canarias. Comer leche con gofio y nada de dietas modernas les hacía estar más fuertes.

La altura canaria mantuvo su liderato hasta las décadas centrales del siglo XX, a pesar de que las Islas se situaban entre las regiones con mayor atraso económico y peores ratios de educación: estaban a la cola en renta per cápita y registraron la peor tasa de alfabetización hasta 1950.

Al final del siglo XX, la talla media canaria registró el valor más alto de 1990: 174,82 centímetros frente al promedio español de 173,8. Entonces la economía canaria había progresado y mejorado su posición.

TE PUEDE INTERESAR