desalojo en arona

Una comunidad de vecinos en Ten-Bel cierra sus puertas ante “el riesgo de ocupación” tras el desalojo del edificio Chasna 8

Un cartel informativo detalla que solo mantendrá abierto uno de los accesos al inmueble hasta nuevo aviso
Cartel en una comunidad de vecinos en Tenbel. DA

Una comunidad de vecinos ubicada en Ten-Bel ha decidido tomar medidas ante lo que entienden un “riesgo de ocupación ilegal de viviendas” tras el desalojo del edificio Chasna 8 en Costa del Silencio (Arona) este mismo martes, que ha dejado en la calle a unas 50 personas que no cuentan con una alternativa habitacional ni pueden hacer frente al pago de un alquiler.

Un cartel ubicado frente a la mencionada comunidad, cuya distribución de llaves se realizó en julio del 2023, informa que “se ha decidido cerrar las puertas” a partir del 13 de marzo.

Quedan abiertas de 6.00 horas hasta las 22.00 horas las puertas de los vehículos“, señala el documento que, a su vez, confirma que solo mantendrá operativo, hasta nuevo aviso, uno de los accesos al inmueble.

Cartel en una comunidad de vecinos en Tenbel. DA

90 familias desalojadas el martes

Las 210 de personas que fueron desahuciadas el martes, en cumplimiento de la orden de desalojo del edificio Chasna 8, que fue dictada en 2021 como medida urgente y sin posible aplazamiento por el juzgado número 3 del municipio ante el riesgo de derrumbe de la construcción, vivieron ayer miércoles el primer día fuera de sus viviendas.

Cincuenta de ellas no encontraron una alternativa habitacional por lo que se vieron obligadas a pasar la noche en una furgoneta y una caseta de campaña cedida por el que ha ejercido de portavoz de los vecinos.

“La primera noche fue difícil. A las siete de la mañana, el panorama era dantesco. Caras desencajadas, entumecidas del frío, algunos con dolores… Hemos tenido que llamar a la ambulancia, que ha tardado más de media hora, por fuertes dolores de reuma de una persona”, detalla Eloy Outeiral a DIARIO DE AVISOS.

Ayudas de emergencia

Los afectados y el Ayuntamiento de Arona intentaron paralizar la resolución de la medida judicial mediante escritos que fueron presentando en las últimas semanas, pero no lo consiguieron.

Así, el gobierno municipal ha decidido flexibilizar los requisitos para solicitar la ayuda de emergencia, según confirma la concejala Servicios Sociales, Ruth Martín. “La regulación estándar es que la asistencia a vulnerables de hasta 3.000 euros para vivienda de alquiler se ejecute en el municipio, pero, como está declarada la emergencia, se puede extender a otras zonas. Al igual que puedan recibirla personas en situación irregular o que no lleven empadronadas en el municipio más de seis meses”, afirma.

TE PUEDE INTERESAR