la salud persona a persona

Acompañada de náuseas y vómitos y de apariencia inofensiva por su nombre, el doctor Pacheco advierte sobre esta dolencia: “puede derivar en graves problemas si no se trata”

Ofrecido por
Logotipo de marca

Todos hemos escuchado hablar del vértigo, pero ¿realmente sabemos qué es y qué significa para las personas?

El otorrinolaringólogo del Hospital Quirónsalud Tenerife, Esteban Pacheco, explica que el vértigo es una sensación ilusoria de movimiento. Una sensación generalmente de rotación, que puede desconcertar y debilitar a la persona.

Este trastorno a menudo viene acompañado de desequilibrio, náuseas y vómitos. También hace que quienes lo padecen sientan que ellos mismos o el entorno están girando o moviéndose. La raíz se encuentra en el sistema vestibular del oído interno, una estructura crucial para mantener el equilibrio del cuerpo.

Es común que cuando se habla del vértigo, las personas se confundan o lo simplifiquen. Piensen que se trata del miedo a las alturas, de un mareo, o de cualquier trastorno similar. Sin embargo, existen diferencias sutiles pero significativas.

Vértigo vs. mareos

Es fundamental entender la diferencia entre ambas porque los términos comúnmente se confunden.

El vértigo es una forma específica de mareo. Se caracteriza por la sensación de giro o movimiento y provoca una necesidad urgente en los pacientes de sujetarse a algo para no caer.

En contraste, el mareo es un término más amplio que abarca diversas sensaciones como debilidad, aturdimiento, desmayo o pérdida de equilibrio. Así que no necesariamente implican una sensación de movimiento giratorio.

Por lo tanto, mientras todos los vértigos son un tipo de mareo, no todos los mareos pueden considerarse vértigos.

¿Por qué se produce el vértigo?

Como explica el doctor Pacheco, el vértigo puede tener múltiples causas. A menudo, añade, están relacionadas con problemas en el oído interno o en las vías nerviosas que conectan esta región con el cerebro.

El doctor del Hospital Quirónsalud Tenerife, Esteban Pacheco
El doctor del Hospital Quirónsalud Tenerife, Esteban Pacheco

Algunas de las causas más comunes son:

  • El Vértigo Posicional Paroxístico Benigno (VPPB): Provocado por la acumulación de cristales de calcio en los canales del oído interno.
  • Enfermedad de Ménière: Caracterizada por un exceso de líquido en el oído interno.
  • Neuronitis Vestibular o Laberintitis: Inflamación del nervio vestibular o del oído interno, generalmente debido a una infección viral.
  • Migrañas Vestibulares: Migrañas que afectan el equilibrio y pueden causar vértigo.
  • Trauma Craneal: Lesiones que impactan el oído interno o las vías nerviosas asociadas.

El doctor Esteban Pacheco también detalla que existen diferentes tipos de vértigo y se pueden clasificar de diversas maneras.

Los más comunes son el vértigo periférico, causado por problemas en el oído interno o en el nervio vestibular.

Por otro lado, está el vértigo central que se origina en el cerebro. En concreto, en el tronco encefálico o el cerebelo. Estos pueden incluir migrañas, esclerosis múltiple, accidentes cerebrovasculares o tumores cerebrales.

Cómo diagnosticar el vértigo

Con el fin de diagnosticar a una persona que padece de vértigo, los especialistas pueden realizar diversas pruebas. Por ejemplo: revisar el historial clínico y realizar exámenes físicos para entender los síntomas y buscar signos de problemas neurológicos o del oído.

Las pruebas auditivas como la audiometría, que evalúan la audición y detecta problemas en el oído interno. También las pruebas de función vestibular que incluyen prueba de impulso cefálico computarizado y la prueba de Dix-Hallpike para diagnosticar el VPPB del conducto superior del oído,

Además, son usadas las imágenes por resonancia magnética (IRM) o tomografía computarizada (TC) para descartar problemas estructurales en el cerebro.

Tratamientos para el vértigo

El tratamiento del vértigo depende de su causa, pero son comunes los medicamentos para aliviar los síntomas, como antihistamínicos, anticolinérgicos o benzodiazepinas.

La terapia física, es decir, rehabilitación vestibular para mejorar el equilibrio y reducir los síntomas. Las maniobras de reposicionamiento como la maniobra de Epley, utilizada para tratar el VPPB.

Como método de tratamiento también es importante trabajar la dieta y cambios en el estilo de vida de los pacientes. Una reducción de la ingesta de sal y cafeína, especialmente en la enfermedad de Ménière.

Para casos más graves, se utiliza el método quirúrgico. En casos graves o refractarios pueden considerarse opciones como la descompresión del saco endolinfático o bloqueos de canales semicirculares. Sin embargo, estas intervenciones son cada vez menos comunes.

En definitiva, el vértigo puede ser gestionado de forma eficaz con un diagnóstico adecuado y tratamientos específicos de la mano de especialistas. Aunque por su nombre parece inofensivo, puede derivar en graves problemas patológicos si no se trata correctamente. Comprender sus causas y los diferentes enfoques terapéuticos es esencial para mejorar la calidad de vida de quienes lo padecen.

El doctor Pacheco recuerda que, en la actualidad, Quirónsalud está desarrollando multitud de proyectos de investigación en toda España y muchos de sus centros realizan en este ámbito una labor puntera, siendo pioneros en diferentes especialidades como es el caso de la otorrinolaringología.

Asimismo, el equipo de otorrinolaringólogos de Tenerife cuenta con profesionales con amplia experiencia de toda patología infecciosa, traumática, congénita y degenerativa que se pueda producir en el oído, fosas nasales, senos paranasales, faringe y laringe, entre otros.

TE PUEDE INTERESAR