el jardín

La aberración a unas pencas con la que se ha encontrado una pareja en Tenerife: “La gente es muy sinvergüenza”

"Como si no fuera poco con la cochinilla que está acabando con ellas", han protestado

Las imprudencias que atentan contra el medio ambiente y la conservación del espacio natural en Tenerife se han convertido en un problema recurrente. Casi a diario, la Isla enfrenta nuevos actos de vandalismo y descuido por parte de visitantes irresponsables.

Fue lo que ocurrió el pasado sábado en la Reserva Natural Especial del volcán de Chinyero, donde varias personas se colaron en una zona restringida y caminaron por lo alto del volcán, tal y como contó DIARIO DE AVISOS.

Ahora, un nuevo caso de desprecio por la naturaleza ha salido a la luz gracias a las redes sociales. María Alarcón (@mafipy en TikTok) ha compartido un vídeo en su perfil enseñando lo que se encontró durante su viaje a Tenerife.

La malagueña viajó a la Isla junto a su pareja y en su escapada no faltó una visita al enclave de Masca, conocido como el Machu Picchu español. Sin embargo, lo que debía ser una experiencia para disfrutar del paisaje natural de la zona, se convirtió en una denuncia pública.

En las imágenes muestra una gran cantidad de pencas (lo que ella llama chumberas) completamente destrozadas y rayadas con inscripciones de personas que decidieron dejar su marca en las plantas. “Están todas rayadas. La gente es muy sinvergüenza”, expresaba indignada mientras enseñaba el daño causado.

@mafipy ¿Tan difícil es respetar los sitios a los que se viaja? #tenerife #canarias #masca #viajarporelmundo #respetarelmedioambiente #tenerife🇮🇨 #canarias🇮🇨 #chumbera #turismoresponsable ♬ sonido original – Maria Alarcón

“¿Tan difícil es respetar los sitios a los que se viaja?”, preguntaba en su vídeo que no ha tardado en acumular reacciones de canarios y canarias. “Así con muchas cosas en las Islas y no se hace nada con nuestro patrimonio”, “Es una pena que la gente se comporte como animales y no respete los espacios naturales”, “Como si no fuera poco con la cochinilla que está acabando con ellas” han sido algunos de los comentarios en la publicación.

Escribir en las pencas no solo daña estas plantas, sino que también refleja una falta de respeto hacia el entorno natural. Los residentes y visitantes conscientes de la Isla se esfuerzan por mantener su belleza y biodiversidad, pero actos como estos dificultan sus esfuerzos y ponen en peligro la conservación del patrimonio natural de Tenerife.

TE PUEDE INTERESAR