fútbol

La selección española femenina logra en el Heliodoro el billete a la Eurocopa

El equipo de Montse Tomé remonta un 0-2 con dos goles de Irene Paredes y otro de Lucía García en un abarrotado Rodríguez López
El primer partido oficial de la historia de la selección nacional femenina en Canarias deparó ayer una sufrida e importante victoria, que vale la clasificación para la Eurocopa. | Fran Pallero

La selección femenina de fútbol selló ayer de manera épica su clasificación para la Eurocopa de Suiza del año que viene tras imponerse por 3-2 a Dinamarca en el Heliodoro Rodríguez López, una victoria que se antojaba complicada porque iba a abajo 0-2 en el minuto 74 y que se llevó con una efectiva remontada gracias al balón parado y un tanto en el minuto 92.

El combinado nacional saltó al terreno de juego con intención de mandar en el juego. Las de Montse Tomé presionaban muy arriba a la defensa danesa, buscando el fallo del rival.

Sin embargo fue la selección de Dinamarca la primera en golpear. Gran centro lateral de Snerle y, libre de marca, Janni Thomsen remata de cabeza para batir a la meta grancanaria Misa. De manera inesperada, Dinamarca se adelantaba en el marcador en el minuto 4.

El tanto danés trastocó los planes del cuadro nacional, que nunca durante la primera parte logró jugar con comodidad.

En el minuto 11, Salma Paralluelo reclamó un penalti bastante claro tras un agarrón en el área contraria.

Se iba sintiendo más cómoda España a medida que pasaban los minutos, madurando el juego y presionando arriba. Pero faltó precisión en los últimos metros y Laia se sentía muy sola en la medular, lo que facilitaba las transiciones de Dinamarca cuando Jenni Hermoso y Alexia Putellas perdían la pelota en la zona de tres cuartos de cancha.

En el 48, un golpe en la cabeza provocó que Laia Alexandri tuviera que pedir el cambio obligatorio. Salió en su puesto Tere Abelleira.

España acabó el primer acto con malas sensaciones, sufriendo atrás y olvidándose de atacar la meta danesa. Apretó de nuevo Dinamarca en los últimos minutos, con llegadas muy peligrosas de Harder y Bruun, provocando pérdidas en el centro del campo y en los carriles.

En el descanso, Tomé realizó dos cambios: Mariona por Eva Navarro y Lucía por Athenea.

La primera ocasión de peligro del segundo acto fue para España. Botó un centro desde el córner Putellas, bloqueó a la defensa Mariona y no pudo rematar con facilidad Jenni Hermoso.

La respuesta danesa fue automática con un potente disparo cruzado de Harder que repelió el palo de la portería de Misa. Minuto 51.

Cuatro minutos después un remate de Oihane se fue por arriba. Lo intentó la lateral desde el balcón del área en una acción de córner. Calentaba mientras Jana Fernández, ya que todo apunta a que accedería al campo en breve. De hecho lo hizo por Oihane en el 59.

En el 66 España dispuso de la oportunidad de empatar la contienda. Alexia Putellas picó un balón en el interior del área que rebotó en la mano de una jugadora danesa, que tenía el brazo muy despegado del cuerpo. Penalti claro que la colegiada apreció con claridad. Mariona se encargó de lanzarlo, buscando más la colocación que la potencia. Bay se estiró a la derecha y logró impedir que el cuadro español empatase. Decepción generalizada en el Heliodoro.

Y del posible empate a uno, se pasó a un demoledor 02. Thomsen atacó la espalda de Teresa Abelleira tras un saque directo de Bay. En el mano a mano, Misa no pudo evitar el segundo tanto danés.

Pero España despertó de repente y las jugadoras de Montse Tomé se metieron en el partido en el 75. Marcó Irene Paredes aprovechando un saque de esquina sacado por Alexia Putellas. La central del Barça remató con el pie y el balón se desvió tocando en una jugadora danesa.

En el 77 la locura se apoderó del recinto tinerfeño con el empate español. De nuevo Irene Paredes tras otro córner sacado nuevamente por Alexia Putellas. Remató sola en el interior del área pequeña para subir el 2-2 en el marcador.

La igualada insufló ánimos a la escuadra roja, que no se conformó con el empate, a pesar de que no estaba haciendo un gran encuentro.

En el 89, sale rozando el palo un disparo lejano de Salma Paralluelo, mientras que en el 91 una nueva conexión entre Alexia Putellas e Irene Paredes concluyó con un remate de cabeza de la central vasca, que estuvo a punto de marcar el tercero.

El encuentro se guardaba lo mejor para el final. En el minuto 92 llegó el delirio a las gradas del Heliodoro cuando Lucía García marcó el 3-2, culminando así la remontada tras un pase filtrado de Teresa Abelleira.

Con éxtasis generalizado y un estadio volcado con las campeonas del mundo, acabó un partido que bien vale un billete para la Eurocopa 2025.

TE PUEDE INTERESAR