El Gobierno advierte de que el carril bus de la TF-5 obliga a demoler Padre Anchieta

La Consejería de Obras Públicas sostiene que en el caso de volver a realizar obras en la rotonda hará falta otra vía para derivar el tráfico
El enlace de Padre Anchieta acogió una reestructuración y una inversión importante                      hace aproximadamente ocho años. M. P.
El enlace de Padre Anchieta acogió una reestructuración y una inversión importante hace aproximadamente ocho años. M. P.

La ampliación a tres carriles por cada sentido en la autopista del Norte (TF-5), incluyendo un carril para guaguas y vehículos prioritarios, es la prioridad número dos dentro del listado de nuevas carreteras en la Isla planteado por el Cabildo de Tenerife para incluir en el nuevo convenio de carreteras, que se va a negociar entre la Comunidad Autónoma y el Gobierno central. A juicio de la Institución insular, y según los estudios elaborados para ello, se trata de la mejor opción para acabar con las continuas retenciones que sufre esta vía desde hace muchos años.

Una vez remitidas las prioridades de actuación y los informes previos, la Consejería de Obras Públicas del Gobierno regional ha analizado los documentos con el fin de sopesar los pros y contras de esta infraestructura, antes de encargar la redacción del nuevo proyecto. Entre los problemas que puede suponer la incorporación de un carril bus-vao (para guaguas y vehículos con más de tres pasajeros) se encuentra el hecho de que la ampliación no es compatible con la actual dimensión de la rotonda de Padre Anchieta, según detallaron las fuentes del citado departamento regional consultadas por este medio.

De hecho, tras los primeros análisis y las consultas realizadas a la empresa redactora de ese primer informe, Obras Públicas advierte de que el mencionado proyecto obligará a demoler, otra vez, la rotonda de Padre Anchieta, en el término municipal de La Laguna. Aunque el estudio no da soluciones al respecto, esta sería la única posibilidad, a priori, ya que aunque este tramo de la autopista consta de tres carriles (en túnel), el hecho de disponer de un corredor bus-vao supone que el ancho sea mayor al actual, lo que impide su tránsito por debajo de esta.

Además de este enlace, cuya última ejecución se remonta a aproximadamente unos ocho años, será necesario suprimir otra serie de puentes y enlaces en el trazado de la autopista, como por ejemplo los puentes de Guamasa, los cuales también supusieron en su momento una importante inversión. El principal motivo es que las dimensiones exigidas para la plataforma de uso del tránsito de guaguas es mayor. Esto es, que lo que ocupan dos corredores del carril bus-vao es los mismo que tres carriles ordinarios.
Tal y como se prevé en el informe previo, se plantea tres carriles para coches en los laterales y dos centrales para las guaguas. A ello se añade el espacio para los arcenes y los muros de hormigón que delimitarán el corredor central. Todo ello supone que el espacio requerido para este proyecto sea mayor, no solo al actual, sino al previsto en una simple ampliación a seis carriles en la autopista.

Otro de los puntos que habría que analizar, en este caso, es el hecho de que si finalmente se apuesta por esta solución habría que buscar una alternativa para el tránsito de los vehículos por esta zona, mientras se ejecutan las obras en Padre Anchieta. Para ello, desde la Comunidad Autónoma se apuesta por realizar previamente la denominada Circunvalación de La Laguna, esto es, una autopista que parte desde la TF-5 en Guamasa hasta la zona de Lora y Tamayo, también en esta vía, lo que posibilitaría una alternativa al tráfico.

Desde el departamento de Obras Públicas se valora, asimismo, el hecho de que el proyecto propuesto por el Gobierno insular solo plantea cinco incorporaciones al carril bus-vao desde La Orotava hasta Santa Cruz, algo que según sostienen las fuentes consultadas deja fuera a varios municipio del acceso a este. El documento recoge que la TF-5 tiene 18 enlaces internos y dos enlaces extremos, mientras que la nueva propuesta de corredor consta de cinco accesos, de los cuales tres de ellos se han hecho coincidir con la ubicación de un aparcamiento disuasorio. Los puntos de entrada y salida, seleccionados a priori son Puerto de la Cruz/La Orotava, Santa Úrsula/La Matanza, La Victoria/La Laguna, Tacoronte y Santa Cruz.

El nuevo proyecto también plantea el cambio de dirección de circulación en el carril para tráfico preferente en función del horario, de tal manera que por la mañana se dará prioridad a los coches que circulen en dirección a la capital, mientras que durante la tarde se favorecerá el acceso al Norte. No obstante, desde la Consejería se precisó el hecho de que comparten con la Corporación insular el objetivo de potenciar en el sistema viario insular el uso del transporte público.

Obras de asfaltado en el anillo insular durante los próximos 15 días

La Dirección General de Infraestructura Viaria del Gobierno de Canarias inició ayer los trabajos de asfaltado de la capa de rodadura en varios tramos del anillo insular, entre Adeje y Santiago del Teide, y que afectan también al trazado de conexión con el Puerto de Fonsalía. Los trabajos, organizados en tres fases, comenzaron entre el enlace de Chío y Guía de Isora, y finalizarán dentro de 14 días en el túnel de El Bicho. Durante la primera fase, entre los enlaces de Chío y Erques, que durará siete días, las obras están organizadas en tres zonas: Chío y Guía de Isora, Guía de Isora y Tejina y entre Tejina y Erques. Durante estas labores de colocación de la última capa de rodadura se ofrece como alternativa a la circulación la TF-82. El resto de días se continuará hasta Santiago del Teide.

TE PUEDE INTERESAR