Buenavista solicita frenar el acceso al sendero de los ‘Canales de Masca’

A diferencia del sendero de las 'Ventanas de Güímar', donde el Ayuntamiento ha pedido al Cabildo su acondicionamiento como reclamo turístico, Eva García, alcaldesa de Buenavista del Norte, ha señalado que en Masca "es más complicado" por la orografía y los acantilados

La alcaldesa insistirá en que se tomen medidas de seguridad en el sendero, cada vez es más frecuentado. Wikiloc

La alcaldesa de Buenavista del Norte (Tenerife), Eva García, va a solicitar en la próxima reunión del Consejo Rector del Parque Rural de Teno, que se celebrará el 3 de abril, que se tomen medidas de seguridad para frenar el acceso al sendero ‘Canales de Masca’.

En declaraciones a Europa Press, ha comentado que en el Ayuntamiento están “preocupados” porque el tránsito por el sendero “cada vez es más frecuente”, impulsado por las redes sociales, y espera que se llegue a un principio de acuerdo en la reunión con la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo, ayuntamientos y vecinos representados en el Consejo Rector.

García ha admitido que las competencias sobre los senderos del parque rural son del Cabildo, pero va a insistir en que se tomen medidas de seguridad para “bloquear” inicialmente el acceso y “nadie corra peligro”, y estudiar posteriormente si hay opción de habilitarlo para que “la gente pueda disfrutar en condiciones de seguridad”.

A diferencia del sendero de las ‘Ventanas de Güímar’, donde el Ayuntamiento ha pedido al Cabildo su acondicionamiento como reclamo turístico, García ha señalado que en Masca “es más complicado” por la orografía y los acantilados, al tiempo que ha alertado del efecto de “imprudencia” que genera su difusión en internet.

BARRANCO DE MASCA

Sobre la decisión del Cabildo de limitar el acceso al Barranco de Masca, la alcaldesa ha comentado que se va a abrir un proceso de participación ciudadana para consensuar medidas sobre la gestión del paraje, que no afectaría al caserío, al que se podrá ir como hasta ahora.

En esa línea, ha señalado que el objetivo es que el barranco se pueda disfrutar “con todas las garantías” y no como ocurre ahora, donde “prácticamente todos los días” hay que rescatar a personas que de forma “imprudente” bajan un sendero “en chanclas” o son mayores y después no pueden continuar, porque no se les ha facilitado información previa.

En cuanto a la regulación de Punta de Teno, García ha señalado que el Ayuntamiento se mantiene alineado con el Cabildo –pese a la última manifestación de rechazo– para “trabajar conjuntamente” y dotar a la zona de servicios –ya hay baños provisionales, por ejemplo–.

“Vamos a ir mejorando poco a poco y con el único objetivo de preservar un lugar único”, ha indicado.

ALERTAN DEL PELIGRO DE LOS TÚNELES DE TENO Y LAS VENTANAS DE GÜÍMAR

El director de la empresa El Cardón NaturExperience y presidente de la asociación provincial de turismo activo, Valerio del Rosario, señala que en el caso de los ‘canales de Teno’, por ejemplo, se trata de una excursión “muy peligrosa” que no puede hacer todo el mundo, “y la difusión puede propiciar que la gente se anime a hacerlo”. Del Rosario admite también que que “es muy difícil de controlar” esa zona porque se accede desde varios sitios, y aunque se pusiera una valla, “hay muchas formas” de saltarlo, en tanto que asume que tampoco hay recursos económicos suficientes para poner vigilancia.

Canal de las mil ventanas de Güímar. | DA

Piden revisar ya el Plan de Uso y Gestión de Masca del caserío de Masca

Por su parte, los vecinos de Masca advierten del peligro que corre este caserío de Buenavista del Norte si no se revisa de inmediato el Plan de Uso y Gestión (PRUG), ya que impide que muchas familias construyan sus viviendas en el lugar, y éste caiga en un deterioro paisajístico y cultural. Además, hay inmuebles en los que “no se puede mover ni una sola piedra”, con el consiguiente riesgo de deterioro, y tampoco les permiten recuperar sus bancales.

El presidente de la Asociación de Vecinos de Masca, José Riquelme, recuerda que los habitantes llevan más de 25 años pidiendo a las administraciones modificaciones y revisiones puntuales del PRUG, ya que “los ata de manos y el cual permite hacer mejoras sustanciales con una frecuencia de al menos cada seis años y de obligado cumplimiento cada 25”