Adeje

“El Cabildo y el Ayuntamiento de Adeje se han metido en un pozo”

La asociación denunciante, Amigos de Ajabo, asegura que el cierre del campo de tiro y las consecuencias judiciales son inminentes, ante la manifiesta contaminación por plomo

Amigos de Ajabo lleva años denunciando el plomo en el barranco. DA
Amigos de Ajabo lleva años denunciando el plomo en el barranco. DA

Los miembros de la asociación Amigos en Defensa de Ajabo, que llevan años luchando contra la contaminación que produce el campo de tiro del mismo nombre, afirman que el Ayuntamiento de Adeje y el Cabildo “se han metido en un pozo y, en lugar de escalar para salir, siguen cavando hasta quedar sepultados”.

El colectivo denuncia que este fin de semana se celebró allí otro campeonato de tiro al plato, pese a que el Consejo Insular de Aguas de Tenerife (Ciatf) anunciara el cierre cautelar, a la espera de las alegaciones del Ayuntamiento de Adeje. El Ciatf tomó la decisión de tramitar la suspensión de las actividades que originan contaminación en el barranco, una medida que para Amigos de Ajabo se debe a las diversas denuncias de la asociación y, especialmente, por interponer una denuncia ante la Fiscalía contra el Ciatf, por entender que se está dando un trato de favor político al Ayuntamiento de Adeje. En concreto, consideran que se estaría cometiendo un acto de prevaricación por parte de ese organismo autónomo del Cabildo, dirigido por Manuel Martínez, al no aplicar la legislación vigente.

De hecho, el Ciatf requirió al Consistorio este permiso cuando la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural (Apmun) abrió expediente sancionador al Ayuntamiento, tras las reiteradas denuncias del colectivo y tras negarse en todo momento a tramitar la suspensión de las actividades del campo de tiro mientras se gestionaba la autorización para verter residuos, como plomo o plástico, a un barranco.

Recuerda el colectivo vecinal que la legislación determina que todo vertido de líquidos y de productos susceptibles de contaminar las aguas superficiales y subterráneas o degradar el dominio público hidráulico requiere autorización administrativa, que debe ser emitida por el Ciaft. Sin embargo, indican que desde el Cabildo no se le ha requerido al Ayuntamiento esta autorización desde marzo de 2013, fecha en la que se reabrieron las actividades del campo de tiro.

Además, desde la asociación contraria al campo de tiro aseguran que las 25 toneladas de plomo que dicen que existen en el barranco son una cantidad que puede quedarse corta, ya que sale de un informe elaborado por una empresa contratada por el ayuntamiento y, probablemente, se haya hecho ad hoc.