Santa Cruz

El Plan de Las Teresitas sigue parado 16 meses después de su aprobación inicial

Un nuevo retraso, que tiene que ver con el cambio del plan financiero, pospone al menos hasta septiembre el documento definitivo

El proyecto para la futura playa de Las Teresitas fue presentado en el verano de 2016 y, casi dos años después, todo sigue prácticamente igual en lo que a infraestructuras se refiere. DA
El proyecto para la futura playa de Las Teresitas fue presentado en el verano de 2016 y, casi dos años después, todo sigue prácticamente igual en lo que a infraestructuras se refiere. DA

Muchos se preguntan por qué mientras se actúa en otros puntos del litoral de la Isla, en la principal playa de Santa Cruz, la de Las Teresitas, resulta tan complicado colocar una simple rampa de acceso para las personas con discapacidad, dotarla de alumbrado o de unos vestuarios y chiringuitos decentes o conseguir una distinción de calidad como la Bandera Azul. El largo y costoso proceso penal por la compraventa del frente de playa, el mamotreto, la urbanización de Las Huertas, la calidad del agua, los kioscos que durante años vertieron ilegalmente sus aguas negras, la falta de alumbrado… Da la sensación de que existe algún tipo de mutación en el ADN de la playa que hace que hasta la más sencilla de las actuaciones se tuerza. Por todo esto, el anuncio de un Plan Especial de Las Teresitas, puesto en marcha en el mandato pasado, parecía venir a poner un poco de orden. Sin embargo, casi siete años después, ya con sentencia de Las Teresitas, un mamotreto derribado y sin kioscos, entre otras cosas, el Plan Especial en el que se dibuja la playa del futuro sigue en modo de espera.

El último de los retrasos, aunque la Gerencia de Municipal de Urbanismo asegura que no va a suponer una demora demasiado grande, tiene que ver con la modificación del Plan Económico y Financiero del documento. Y es que, aunque esta estimación ya estaba -30 millones se dice que va a costar urbanizar la playa-, desde que se aprobara inicialmente hace un año, lo cierto es que se ha procedido a introducir una modificación para asegurar que el Ayuntamiento tiene suficiente dinero para hacerlo en solitario, así como para recoger el apoyo de otras administraciones públicas.
Según explicó el concejal de Urbanismo de Santa Cruz, Carlos Tarife (PP), a DIARIO DE AVISOS, en estos momentos “Gestur está con las últimas respuestas de las alegaciones para mandar el documento corregido a la Dirección General de Costas con la modificación que nos solicitó”. Este cambio ha consistido en hacer más pequeño el nuevo edificio de aparcamientos proyectado en el mismo lugar en el que se ha derribado el mamotreto. “Nos pidió que no hubiera roce con la servidumbre pública del edificio que prevé tener el aparcamiento y una pequeña zona comercial”.

Según el edil, a esto se añade la modificación ya mencionada del estudio económico. “Es cierto que el plan ya cuenta con un estudio económico y financiero, pero no contiene el escenario en el que colaboren otras administraciones y que queremos reflejar”. Concretamente, se desea recoger dos situaciones que “tienen que ir unidas”. “Por un lado tenemos que certificar que el Ayuntamiento por sí mismo tiene capacidad económico-financiera para desarrollar el plan sin la colaboración de otra administración”, explica Tarife. “Y por otro -continúa-, que evidentemente contará con la colaboración y voluntariedad de otras administraciones que sabemos que se quieren comprometer desde que tengamos aprobado el plan”. Hace referencia el concejal de Urbanismo al compromiso expresado por el Cabildo cuando estudió la posibilidad de ejecutar los sistemas generales de la playa a cambio de que el Ayuntamiento renunciara a aprobar el Plan Especial de Las Teresitas, algo que no pasó.

Asegura Tarife que este retraso será mínimo: “El envío del documento a Costas lo hacemos este mes seguro (mayo). El estudio puede que tarde un poco más de tiempo, pero calculo que, poniendo un plazo largo, en septiembre debemos tener el plan a punto para ser aprobado”.

Sin embargo, el propio concejal añade un dato importante, y es que, aunque esta vez sí se cumplieran de una vez los plazos, nada garantiza que se pueda aprobar, porque “una cosa es que Costas nos dé el ok y que tengamos el estudio económico financiero, con el visto bueno del interventor, y otra que el plan se lleve a aprobación si no hay informe jurídico favorable por triplicado”. Se refiere Tarife a que pedirán que haya informes positivos de la asesoría jurídica, del secretario del pleno y de la secretaria delegada de la gerencia. “Si esos tres condicionantes se cumplen, por los plazos, yo confío en que en el mes de septiembre debería ir al Pleno”. Preguntado por una de las cuestiones que sobrevuelan sobre el documento, y que no es otra que la titularidad de los terrenos del frente de playa, que aún están pendientes de que el Tribunal Supremo (TS) ratifique la sentencia de Las Teresitas, en la que se establece que parte de los terrenos vuelven a los empresarios, el resto son públicos y el Ayuntamiento debe recuperar lo que pagó por el frente de playa, Tarife asegura que eso no es un impedimento para aprobar el plan. “El retraso que se ha producido tiene que ver con las alegaciones, a lo mejor no hemos sido tan rápidos como hemos querido, y con los escenarios económicos y financieros. Pero estoy convencido de que con los informes jurídicos favorables se podría aprobar el plan aun no teniendo la sentencia del TS”.

Afirma el edil que “lo que haríamos aprobando el plan es dar una ordenación definitiva a la playa y luego, cuando llegue la sentencia, se aclararía otra serie de dudas, pero no es la primera vez que se hace un documento en Urbanismo donde la titularidad de los terrenos está en un aspecto litigioso”.

Una sentencia, la de Las Teresitas, en la que los terrenos del frente de playa son devueltos al Consistorio (porque compró algo que ya era público) y con ellos, los empresarios condenados han de devolver unos 100 millones de euros. A su vez, los empresarios recuperan los terrenos que intercambiaron con el Ayuntamiento en la trasera de la playa. Fallo sobre el que la semana pasada el PSOE denunciaba que no se ha pedido la ejecución de la sentencia de manera preventiva.