La Laguna

Indignación vecinal por la obra del Cabildo en el enlace de San Benito

Residentes de la calle Don Quijote presentarán una denuncia ante la Corporación insular por la aparición de grietas en sus fachadas, que achacan a los trabajos de la maquinaria

Las obras se realizan justo en frente de sus viviendas. Laura Expósito
Las obras se realizan justo en frente de sus viviendas. Laura Expósito

Los vecinos de la calle Don Quijote, en el barrio de San Benito de La Laguna, están muy molestos con las obras que el Cabildo de Tenerife está acometiendo en el enlace de San Benito. Los residentes de esta vía llevan quejándose desde diciembre del pasado año y, en estos momentos, tienen la intención de presentar una denuncia por daños ante el Cabildo, que ya han presentado al Ayuntamiento sin que haya habido respuesta, debido a las grietas que, desde hace dos semanas, están apareciendo en las fachadas de sus viviendas. Esta situación la achacan a, posiblemente, las vibraciones de una máquina compactadora que está trabajando en la zona, según explicó un portavoz de los vecinos.

Este representante apuntó que, aunque no se trata de grandes grietas, temen que vayan a más, porque aún quedan varios días de trabajo con esta máquina. Por ello, solicitarán al Cabildo que asuma el arreglo de estas grietas, ya que se trata de un daño colateral provocado por los trabajos de la Corporación insular.

Ya en diciembre del pasado año, los residentes en esta calle presentaron una queja ante el Cabildo y el Ayuntamiento, apoyada por unas 60 firmas y dos asociaciones vecinales, para pedir la paralización de las obras en la calle Don Quijote hasta que los técnicos se reunieran con ellos para que se les explicase el proyecto y poder realizar aportaciones al mismo. Según indicaron, finalmente se pudieron reunir con la concejal de Urbanismo del Ayuntamiento lagunero y con la directora insular de Carreteras, quienes, al parecer, solo les comunicaron que los trabajos ya habían empezado y que iban a continuar, según el portavoz vecinal.

En esta queja ante el Ayuntamiento, los vecinos de la calle Don Quijote criticaron la falta de información sobre el proyecto y la ausencia de un plan de Protección Medioambiental porque “se considera innecesario”. “Al parecer, la calidad de vida de los vecinos no se considera como un problema”, recogía el escrito. “Si ya hoy en nuestras viviendas penetran todas las vibraciones, ruidos y humos de los coches provenientes del alto tráfico de la zona y de la autopista, cuánto más al añadirle una vía más. Gracias a esta obra nuestra calle se convertirá en una carretera de tres viales”, argumentaron.

Sin aparcamientos ni árboles

También criticaron que “desaparece casi la totalidad de los aparcamientos de la calle y sospechamos que se pretende reducir el ancho de las aceras”, sin tener en consideración que en la zona viven personas mayores, así como que hay una clínica dental, un quiosco y una guardería infantil. De igual modo, denunciaron que, desde el inicio de las obras, se ha eliminado la treintena de arboles que protegían las viviendas de parte de los ruidos y del aire contaminado de la autopista.

A juicio de los vecinos, esta obra “ni era necesaria ni se nos ha consultado”, y consideran que no tiene “nada que ver” con la solución a los problemas de fluidez del tráfico que se padecen en la actualidad en la TF-5.