La Laguna

La desaladora de Valle de Guerra ya tiene proyecto y la obra se licitará en 2019

Los trabajos de la instalación y del sistema de canalización suponen una inversión total de unos 19 millones, que costeará el Estado

Manuel Martínez (izq.), Mónica Martín y Aurelio Abreu, ayer, en la presentación del proyecto de la desaladora. DA
Manuel Martínez (izq.), Mónica Martín y Aurelio Abreu, ayer, en la presentación del proyecto de la desaladora. DA

La primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de La Laguna, Mónica Martín, entregó ayer al Consejo Insular de Aguas (Ciatf) el proyecto de la futura estación desaladora de agua de mar, para abastecimiento urbano, de Valle de Guerra, que supondrá una inversión total de 19 millones de euros y que el Ciatf espera que se pueda sacar a licitación a lo largo del primer trimestre del próximo año. “Damos un paso más en la tan ansiada realidad de que el municipio de La Laguna tenga una desaladora de agua de mar”, que es “de vital importancia”, afirmó Martín, que estuvo acompañada por el consejero insular de Aguas, Manuel Martínez, y el vicepresidente del Cabildo, Aurelio Abreu, junto con los gerentes de Teidagua y del Ciatf.

Este proyecto ha sido declarado obra de interés general del Estado, y está a la espera de la aprobación de los Presupuestos de este año del Ejecutivo central, que asumirá el coste de la obra.

Cabe recordar que el Cabildo de Tenerife ya redactó un proyecto para la desaladora en 2009, que se desestimó en 2012. “Lamentamos ese parón en la historia de este proyecto, porque eso ha supuesto que este año hayamos tenido que retomar la que creemos, desde la Corporación, que es la mayor necesidad que tenemos en el municipio de cara a asegurar el agua”, enfatizó Mónica Martín, ya que “limitaría la necesidad de compra de agua y, además, mejoraría su calidad y colaboraría en la mejora del abastecimiento y la calidad en el norte de la Isla”.

De estos 19 millones, la mitad corresponden a la construcción de la estación desaladora y el resto al sistema de conducción y bombeo.

Martínez destacó la importancia de este proyecto para todo el área metropolitana, ya que “incorporar otros recursos nos permite liberar agua en las medianías”. “Está claro que hay una necesidad de estas infraestructuras, porque cada día vemos que los acuíferos van descendiendo -apuntó-. El de Los Rodeos ya ha descendido considerablemente en los últimos años y no podemos permitir que algunos puntos no tengan una alternativa de recursos, con una calidad excepcional”.

El consejero insular explicó que, una vez aprobados los presupuestos estatales, se procederá a la firma de un convenio entre el Estado y el Gobierno canario, que es el que sacará a licitación el proyecto, con la previsión de que pueda ser durante el primer trimestre del próximo año.

Mientras, Abreu agradeció a Martín su “liderazgo y apuesta” por un sistema integral del agua, y aseguró que la inversión de la desaladora está garantizada en los Presupuestos estatales.