Arona

¡Cien mil habitantes! Arona entrará en 2019 con una cifra récord de residentes

Arona entrará en 2019 con una cifra récord de residentes, confirmando un crecimiento de población vertiginoso que se ha multiplicado por cuatro en 20 años

Casi la mitad de la población en Arona procede de fuera de España, de un total de 125 países. DA

Es cuestión de días y casualmente coincidirá con la llegada del nuevo año. El municipio de Arona, el tercero en población de Tenerife y quinto de Canarias, entrará en 2019 con 100.000 habitantes empadronados, una cifra histórica que pone de relieve el crecimiento vertiginoso que ha experimentado esta zona de la Isla en lo que va de siglo. Cuesta encontrar un caso parecido en España de un municipio con el volumen actual de población, que ha cuadruplicado su número de habitantes en los últimos 20 años.

La explosión demográfica de la zona meridional de la Isla, con Arona, Adeje y Granadilla como máximos exponentes del boom migratorio, coincide con los mejores años de la historia del sector turístico, que actúa de efecto llamada como una especie de Tierra prometida para la mano de obra foránea. Al factor numérico que arroja el padrón municipal (99.189 residentes a fecha de ayer, según informó a este periódico el Ayuntamiento de Arona), hay que unir la diversidad de nacionalidades, donde el municipio sureño, de 82 kilómetros cuadrados, también marca una pauta inédita, con ciudadanos procedentes de 125 países de los cinco continentes.

De hecho, prácticamente la mitad de su población procede de fuera de España, en su mayoría de países de la Unión Europea, especialmente de Italia (uno de cada cuatro foráneos llega de ese país), Reino Unido, Alemania y Bélgica. El ranking de las nacionalidades con mayor número de vecinos lo completan, por este orden, China, Marruecos, Cuba, Senegal y Venezuela. La pluralidad de nacionalidades coloca a Arona en el mapa de los lugares con mayor diversidad cultural por kilómetro cuadrado de Europa. Este hecho se interpreta desde el Ayuntamiento como un signo de prosperidad económica, pero sobre todo se valora como un ejemplo de integración y convivencia.

Vuelco hacia el Sur

El profesor titular de Geografía Humana de la Universidad de La Laguna (ULL), José León García Rodríguez, destaca el “vuelco” que ha dado la Isla. “El Norte, que fue una zona privilegiada por su clima y su agricultura para asentar población, se ha visto relegada por el auge turístico del Sur”. A su juicio, Arona y Adeje son los dos lugares que marcan el desarrollo del sector, donde se inició el despegue de esta actividad, “en una zona, además, topográficamente favorable”. Asimismo, recuerda el “beneficio enorme” que han proporcionado las desaladoras, “cuando el abastecimiento de agua fue un grave problema en la comarca desde que empezaba el boom turístico y también en los años 80”. Eso, añade el profesor, unido a las importantes inversiones en depuración de aguas residuales. “No hay que olvidar que antes el agua del alcantarillado iba a parar al mar directamente, lo cual era incompatible con las playas”, subraya.

Comentario del alcalde: Arona exige al Gobierno canario y al Cabildo el tratamiento de una gran ciudad

Alcanzar los 100.000 habitantes supone para el municipio de Arona la apertura de un tiempo nuevo y la consolidación no solo como el tercer municipio de Tenerife y quinto de Canarias en población, sino en la auténtica capital del Sur, un papel que quizá eludió en el pasado, pero que, puedo asegurar, asumirá activamente en los próximos años. Superar ese nivel de población nos presenta un conjunto de retos muy importante sobre infraestructuras y servicios públicos: la educación, la sanidad, la limpieza o los servicios sociales, pero también en materias como la vivienda o las carreteras. En ese sentido, desde el Ayuntamiento en estos tres años y medio hemos multiplicado las inversiones y los fondos destinados a servicios públicos generales y sociales.

Pero también explica por qué hemos elevado el tono de exigencia ante el Cabildo y el Gobierno de Canarias. El Sur es un área metropolitana y Arona, con 100.000 habitantes, es su capital, y eso supone que esas administraciones no pueden limitarse a dar los mismos servicios que hace 10 o 20 años, tal como ocurre en la actualidad. Arona, con 100.000 habitantes, abre un tiempo nuevo, una nueva oportunidad para la que llevamos trabajando todo el mandato, asumiendo retos históricos y dibujando una Arona de progreso y modernización, iniciando la redacción de un nuevo Plan General, desbloqueando espacios como El Mojón o incrementando las inversiones para generar nuevos emplazamientos públicos para las personas.

Tenemos por delante numerosos retos, pero les aseguro que, tal como venimos haciendo desde el primer día, no hemos dejado de trabajar para ser esa gran ciudad con la que iniciamos el año 2019.