sucesos

De Leslie a la ola monstruosa que arrancó un balcón: 2018, en 5 temporales

El año que acaba nos ha dejado a lo largo de estos doce meses varios temporales dignos de mención. Son estos

Trayectoria de la tormenta Leslie, según el Centro Nacional de Huracanes. / NOAA
Una de las trayectorias estimadas de la tormenta Leslie, según el Centro Nacional de Huracanes. / NOAA

Puede que sea solo una impresión personal, pero los temporales en las islas Canarias parecen ser cada vez más frecuentes y potentes, combinando el acostumbrado clima suave y apacible del archipiélago con temporales esporádicos que dejan unas veces fuertes vientos y lluvias torrenciales y otras mar de fondo tan potente que es capaz de asolar zonas costeras como la avenida Marítima de Garachico.

El año que acaba nos ha dejado a lo largo de estos doce meses varios temporales dignos de mención. Son estos:

1. Leslie

El mes de octubre estuvo caracterizado por las idas y venidas del huracán Leslie, un fenómeno de “trayectoria herrática” que se mantuvo vagando por el Atlántico más de dos semanas y que un día apuntaba hacia el Archipiélago y otro variaba su rumbo en dirección a América. Como una peonza, Leslie giraba alocada poniendo en alerta a Canarias, Madeira y Azores, aunque finalmente tomó rumbo noreste y entró en la Península por Portugal, donde dejó más de 20 personas heridas y numerosos daños materiales. Aunque no llegó a notarse en las islas, las administraciones insulares tomaron medidas preventivas, como reunir por videoconferencia a los 7 cabildos con el fin de coordinar una actuación en el caso de que la tormenta tropical acabase pasando por Canarias, cosa que no llegó a ocurrir.

2. Mar de fondo con repercusión internacional

La imagen de una ola gigantesca golpeando un edificio y arrancando un balcón de la fachada no solo impresionó a los tinerfeños el pasado mes de noviembre, sino que dio la vuelta al mundo. Numerosos medios de comunicación se hicieron eco del impresionante vídeo que capturó el instante en el que el mar golpeaba con toda su fuerza el edificio Mar y Sol, situado en Mesa del Mar (Tacoronte). El inmueble tuvo que ser desalojado y las olas dejaron en él numerosos daños, así como en Garachico, donde también se evacuó a los vecinos de un inmueble de la avenida Marítima. Esta, una vez más, tuvo que ser cerrada al tráfico y las olas provocaron también ahí cuantiosos daños materiales. Por suerte, este temporal de mar de fondo, que también dejó lluvias y tormenta eléctrica, no provocó ninguna víctima.

3. Temporal de viento con cuantiosos daños materiales

Ocurrió en el mes de marzo y se vieron afectadas todas las Islas, especialmente las occidentales y durante la madrugada. Caída de árboles, rotura de cristales, farolas rotas, carteles desprendidos, fallos en el suministro eléctrico y objetos arrastrados por las fuertes rachas dejaron un panorama con numerosas incidencias, aunque no hubo que lamentar daños personales. Algunas carreteras tuvieron que ser cerradas al tráfico debido a los desprendimientos, como la GC-331 y la TF-12, en Anaga, donde la caída de ramas y árboles dejó aislado al caserío Casas de la Cumbre.

Efectos de la borrasca Emma en Tenerife. / DA WhatsApp Image 2018-03-01 at 00.45.46 WhatsApp Image 2018-03-01 at 00.45.47 WhatsApp Image 2018-03-01 at 00.55.14 WhatsApp Image 2018-03-01 at 00.55.16 WhatsApp Image 2018-03-01 at 00.55.17
<
>
Árbol caído en el camino Las Peras, en La Laguna. / DA

4. Fuertes lluvias y un contenedor ‘kamikaze’

El mes de octubre llegaba a su fin, pero antes de terminar sorprendió a todos con unas abundantes lluvias que dejaron numerosas incidencias desde primera hora de la mañana; desde alcantarillas desbordadas y semáforos inoperativos hasta auténticas inundaciones en medio de las vías. La imagen más sorprendente de aquella jornada pasada por agua fue la de un contenedor arrastrado por el agua en la avenida Tres de Mayo de la capital tinerfeña. El contenedor ‘kamikaze’ se convirtió enseguida en carne de cañón para numerosos memes y bromas aquel día.

5. Más de 70 personas, atrapadas en el Teide por una nevada

Ocurrió a finales de enero, cuando una inesperada nevada cubrió de blanco el Parque Nacional del Teide y cogió por sorpresa a numerosos visitantes, que quedaron atrapados en sus vehículos, más de 30. La Guardia Civil activó entonces un dispositivo para rescatarlos, así como a cinco mujeres deportistas que se encontraban aisladas en una residencia ubicada en zona alta de La Orotava intensamente afectada por las nevadas, sin poder salir con su vehículo y sin estar preparadas para continuar alojándose en el recinto. Fue la primera de las varias nevadas que han caído en Tenerife durante este año; la última, el pasado mes de noviembre.

Parque Nacional del Teide.