Premio Lotería Nacional de Navidad

El Gordo salpica al Norte

Puerto de la Cruz, La Orotava, Los Realejos e Icod ‘pellizcan’ el primer premio; Garachico y Los Silos un cuarto, y San Juan de la Rambla, La Orotava y La Matanza, un quinto

“Dimos el Gordo, dimos el Gordo, en el Gato Negro”, cantaban Pili, Varinia, Eli y Katia, las cuatro empleadas de la popular administración de lotería El Gato Negro, en Los Realejos. Fue la última quien atendió la llamada de teléfono que les anunció que había dado el primer premio. “Ni siquiera lo sabía el jefe, así que fuimos las primeras sorprendidas y lo llamamos inmediatamente”. Aunque no es la primera vez que esta agencia da un premio importante, “la alegría sigue siendo la misma”, dicen las cuatro chicas, quienes no ocultaban su emoción.

GORDO NAVIDAD 2018 PUERTO DE LA CRUZ sm loteria bohio 01.jpg p477806afot1
<
>
En la portuense Plaza del Charco también celebraron el primer premio. / DA

Con ellas estaba Dolores, una vecina del municipio que en el año 2007 le tocó el Gordo junto con su suegra, un décimo del 80.208, premiado con 80.000 euros. Y como el billete lo compró en El Gato Negro, cada 22 de diciembre, pasa a saludar, y de paso, compra más lotería.

Los Realejos “pellizcó” este año un trozo del Gordo de Navidad, el número 03.347, junto con La Orotava, Icod de los Vinos y Puerto de la Cruz. En este último punto fue la administración situada en la plaza del Charco la que vendió el número ganador. Su titular desde 1996, Ángeles Álamo Armas, no podía ocultar su emoción ya que repite suerte con el primer premio de Navidad. La primera vez fue en 2012 con el número 76.058.

Su local está ubicado en plena plaza del Charco, con lo cual era imposible no percibir que algo ocurría ante la constante aparición de medios de comunicación, fotógrafos y vecinos curiosos que se acercaban a saludarla y a preguntarle si sabía la identidad de los afortunados. Apenas dos meses atrás, en octubre, esta administración también dio el primero de la lotería nacional del jueves, con lo cual, termina el año “llena de premios”, aseguró Ángeles, quien brindó con Estrella, su compañera de trabajo.

En el caso de La Orotava, el local de El Calvario cerró ayer sus puertas al mediodía sin siquiera tener el colgado el cartel que avalaba el haber vendido parte del Gordo. Sin embargo, los vecinos llegaban hasta el lugar para comprobarlo y en los bares cercanos era el tema del día de los tertulianos.

En Icod de los Vinos también fue una fiesta el saber que la administración número 2 Carmencita Tosco, que regenta Juan Felipe Villar, había vendido dos décimos del 03.347, cuyos ganadores no habían aparecido llegada la tarde.

Aunque es la administración que más premios ha dado hasta ahora en la Ciudad del Drago, ayer se estrenó con el Gordo. Todos los vecinos de la calle se acercaron a brindar con su dueño, y coincidió que por el lugar pasaba una fanfarria puesta por el Ayuntamiento para animar las compras, “con lo cual hubo fiesta toda la mañana”, afirmó Juanfe, como lo conocen los más allegados.

Pero la suerte en el Norte de la Isla no se terminó con el Gordo. El número 67.774, al que le ha tocado el segundo cuarto premio, también estuvo repartido en la Isla Baja. En este caso, los favorecidos fueron Garachico y Los Silos. Antonio Rodríguez Hernández es el encargado del estanco Alicia y única administración de lotería en este último municipio. En su caso, es la primera vez que otorga un premio importante de la Lotería de Navidad, pese a que el local lleva abierto 40 años. “Ya teníamos ganas de darlo”, confesó.

“Que sea un vecino”

Rafael y David Soler son padre e hijo y ambos regentan la administración de lotería de Garachico San Roquito. Su trayectoria con la suerte comenzó en 1992 con un quinto premio; siguió en 1999 con el primero de El Niño; en 2003 con un cuarto premio de Navidad; en 2010, con el Gordo; en 2016 con un quinto y ayer, con otro cuarto premio gracias al número 67.774.

Dado lo que han sufrido muchos vecinos y comerciantes como consecuencia del temporal marítimo ocurrido el pasado mes en la Villa y Puerto, para David “sería ideal que el agraciado por la buena suerte sea uno de ellos, pero al ser un billete sacado por el terminal, puede haber sido cualquiera, incluso un turista que paseaba por el lugar”.

Parte del 29.031, correspondiente al cuarto quinto premio cayó en el bar cafetería Andrés, de San Juan de la Rambla, igual que el año pasado; mientras que el último quinto, con el número 2.038 fue a parar al centro comercial La Villa, en La Orotava, y a la gasolinera de El Bohío, en La Matanza de Acentejo.