LA PALMA

A Nieves, Mujer Destacada del Municipio, le encantaría poder decir que nunca ha sufrido machismo en su profesión, pero no sería cierto

Nieves fue la única policía local de género femenino de una plantilla masculina durante nueve años y se siente orgullosa de sus compañeros y de su trabajo, un camino laboral en la seguridad pública que escogió "por vocación"

Nieves es una de las tres mujeres destacadas del municipio de Santa Cruz de La Palma este año. | DA
Nieves es una de las tres mujeres destacadas del municipio de Santa Cruz de La Palma este año. | DA

Nervios templados y proximidad con los ciudadanos y sus necesidades. Así afronta cada día el trabajo la agente de la Policía Local Nieves Begoña Viña Paiz, una de las tres mujeres reconocidas por el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma en la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, cuya única diferencia con el resto de compañeros de su promoción fue impuesta, 28 años atrás, en el año 1991, por un hombre que lideró su formación y que la obligó al uso de una falda y de tacones, mientras sus compañeros llevaban el uniforme reglamentario. “Mandó llamar a un sastre para que me midiera y me dijo que yo llevaría tacones con la falda; durante meses no puede hacer mi servicio en la calle con aquel aspecto. Parecía una azafata no una policía”.

Nieves, que soportó algunos otros tratos humillantes por parte de su superior en la academia, no guarda rencor frente a hechos que, alrededor de una mesa con amigas que desempeñan otras profesiones, sí generan indignación y repulsa pero no extrañeza. Son comportamientos denigrantes y ultrajantes para las mujeres, que si bien hoy no son tolerados socialmente, forman parte del pasado reciente y lamentablemente del presente de muchas. A Nieves le encantaría poder decir eso de que ella no ha notado nunca machismo, que siempre se ha sentido tratada de forma igualitaria en su entorno laboral, pero no sería cierto si evalúa su complicada salto de obstáculos para convertirse en policía local bajo la supervisión de aquel superior, y en honor a la verdad reconoce que varias veces, en su período de formación y bajo las órdenes de aquel hombre, estuvo convencida de que tendría que abandonar su objetivo, ser un agente más de la policía local, la primera de la isla de La Palma.

Dice su amiga y compañera de trabajo Marisa Brito, auxiliar administrativa en el cuerpo de la Policía Local, que “Nieves es la cara amable de esta policía local, cercana a los ciudadanos y justa”. Nieves fue la única policía local de género femenino de una plantilla masculina durante nueve años y se siente orgullosa de sus compañeros y de su trabajo, un camino laboral en la seguridad pública que escogió “por vocación pese a que yo había terminado mis estudios de Administrativo y me había matriculado en la Universidad, pero esto es lo yo quería ser”. El título de Mujer Destacada del Municipio, entregado en un acto celebrado en el Teatro Chico de Santa Cruz de La Palma, fue anoche entregado a otras dos mujeres: Patricia Hernández Rodríguez, miembro de la Guardia Civil desde 2008 y con los distintivos de Mérito de Consideración de Suboficial y de Permanencia en el Servicio Rural, y la policía nacional Lorena Báez Rodríguez, que ingresó en la Academia de Policía en 2009 para incorporarse a la plantilla del grupo de la policía judicial y con posterioridad en el grupo de extranjería y fronteras.