local

Arona saca en rogativa al Cristo de la Salud con el deseo de que venga la lluvia

La imagen salió de la iglesia de San Antonio Abad hasta llegar a la ermita de la Milagrosa, un recorrido con casi un siglo de tradición


Montaña Frías fue ayer, un año más, el escenario de la tradicional rogativa para pedir las lluvias que necesita el sector primario, una costumbre que en Arona se remonta al menos a casi un siglo y que ayer fue rememorada por cientos de personas que acompañaron a la imagen del Cristo de la Salud.

La tradicional rogativa comenzó pasadas las diez de la mañana en el casco de Arona, partiendo desde la iglesia de San Antonio Abad para recorrer las calles Domínguez Alfonso, avenida de la Constitución, La Mejora, calle del Sitio y camino Llano del Rey, hasta llegar a la emita de la Virgen de La Milagrosa, donde se celebró la eucaristía.

La comitiva, posteriormente, rodeó el cementerio municipal hacia la parte alta de Montaña Frías, donde tuvo lugar la lectura de la rogativa, que, tal y como es costumbre, corrió a cargo del alcalde de Arona, José Julián Mena.

El regidor municipal se dirigió a la imagen del Cristo para pedirle “prosperidad y trabajo digno para las familias de Arona”, al tiempo que le rogó “no olvidar de donde venimos para poder seguir avanzando”, además de dar las gracias “por la constancia y la fuerza de nuestro pueblo, que se crece ante la adversidad para seguir adelante con paso firme”.

Fuertemente arraigada en el municipio, la rogativa se remonta a la década de los años 20 del siglo pasado. Si bien durante algún tiempo cayó en el olvido, fue en 2016 cuando se recuperó por el área de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Arona, que dirige el concejal Luis García.

TE PUEDE INTERESAR