carnaval 2019

El Ayuntamiento atribuye los problemas de sonido en El Orche a un fallo técnico

Una calibración errónea del limitador de sonido y la mala configuración del sonido, provocó que la música se oyera demasiado baja en esta zona del cuadrilátero carnavalero
Donde más quejas se concentraron sobre la falta de sonido fue en la zona del Orche, aunque muchos carnavaleros aseguran que esa baja potencia es en todo el Carnaval. / DA
Donde más quejas se concentraron sobre la falta de sonido fue en la zona del Orche, aunque muchos carnavaleros aseguran que esa baja potencia es en todo el Carnaval. / DA

Las quejas de este fin de semana sobre lo bajo que suena la música en la zona del Orche, en el cuadrilátero carnavalero de Santa Cruz, estaban más que fundadas. La concejal de Fiestas de la capital, Gladis de León, confirmó a DIARIO DE AVISOS que, una vez que se supo de este malestar, se pusieron en contacto con los bares de la zona, llegando a la conclusión de que todo se debió a un problema técnico. “Lo que me consta es que hubo un problema con la configuración del esquema de sonido, por un lado, y una mala calibración del limitador, por otro. En este último caso, el limitador marcaba 96 decibelios cuando realmente se estaba emitiendo por debajo”, detalló de León. “No es un problema del Ayuntamiento, sino de ese punto en concreto”, añadió la concejal de Fiestas. Detalló que, “por lo que nos han comentado, ya se ha calibrado bien el limitador y reconfigurado los equipos de sonido”. “Esta noche todos pondrán la misma música, con lo que, a 96 decibelios, tendría que oírse perfectamente”, añadió.

A pesar de la explicación dada, ayer muchos carnavaleros, a través de las redes sociales, pusieron en duda este argumento, asegurando que la música se oyó baja en todo el cuadrilátero del Carnaval. Acusan al Ayuntamiento de querer tirar balones fuera ante la limitación del sonido impuesta para evitar las quejas vecinales, que, por otra parte, cuentan con una sentencia favorable en ese sentido.

Precisamente, en cuanto a la protesta de los vecinos, en sentido contrario a la de los carnavaleros, es decir, el exceso de ruido, la edil señaló que, tal y como se abordó ayer en la junta de Gobierno, se está cumpliendo escrupulosamente lo pactado. “Hay calles a 86 decibelios, porque hay más vecinos, otras a 96 y en los escenarios la música está a 105”. Respecto a los horarios de cierre (cinco y seis de la mañana, dependiendo del día), la edil insistió en que “estamos cumpliendo con la exención de ruido que nos da el ser una Fiesta de Interés Turístico Internacional, y así lo vamos a seguir haciendo para que todo fluya con normalidad”.

18 Actas

En relación a las inspecciones llevadas a cabo por el Ayuntamiento en los tres primeros días de la fiesta, desde el área de Medio Ambiente se han levantado 18 actas, 2 más que las que se firmaron el año pasado en este primer fin de semana de fiesta. Desde la concejalía que dirige Carlos Correa se detalla que, en todos los casos, las actas fueron levantadas después de haber sido apercibidos verbalmente y tras comprobar que se reiteró en el incumplimiento. En concreto se levantaron nueve actas a las carrozas, ocho a bares y/o kioscos y una más a un puesto de la feria. En cuanto a los motivos, la mayoría están relacionados con la falta de limitadores de sonido o no tener el permiso de Fiestas para la música.

Con respecto a las incidencias registradas por el Hospital del Carnaval, entre el viernes y el sábado se atendió a 170 personas, la mayoría por intoxicación etílica. En conjunto es una cifra ínfima en relación con el volumen de público desplazado las dos noches, que supera las 150.000 personas.

TE PUEDE INTERESAR