sanidad

El HUC aspira a ser centro de referencia en el estudio y la lucha contra la diabetes

Hans Sollinger, líder en trasplante de páncreas, expone su trabajo con células madre de pacientes productores de insulina a Antonio Alarcó
Hans Sollinger y Antonio Alarcó. DA
Hans Sollinger y Antonio Alarcó. DA
Hans Sollinger y Antonio Alarcó. / DA

El profesor Hans Sollinger, líder en trasplantes de páncreas del mundo, visitó Tenerife para encontrarse con uno de sus pupilos, el doctor Antonio Alarcó, al que hizo partícipe de las novedades acaecidas en torno al programa de tratamiento de la diabetes con células madre de pacientes tratados para que sean productores de insulina.

En este sentido, Hans Sollinger recalcó su interés en que el Hospital Universitario de Canarias (HUC) y el equipo del profesor Alarcó sean parte imprescindible de este revolucionario proyecto. El doctor Sollinger se deshizo en halagos para Antonio Alarcó, que tiene “la experiencia, la energía y la capacidad necesaria para liderar este proyecto”, y su equipo.

Sollinger fue recientemente galardonado por la Sociedad Americana de Cirujanos de Transplantes (AST) con el Premio de Honor 2019 a la Innovación Quirúrgica (2019 AST Pioneer Award). Este premio supone el mayor reconocimiento en EE.UU. que se puede otorgar a un cirujano de transplantes. También han recibido el mismo reconocimiento otros grandes profesionales de la cirugía, como los profesores Starzl, Belzer, Shumway, Murray y Najarian.

La falta de una hormona es lo que genera la diabetes, una enfermedad que en su tipo más peligroso “puede provocar ceguera, fallo renal o amputaciones traumáticas”, explicó el reconocido cirujano, que se remontó a principios de los años 80 para recordar que desde entonces se busca una cura para la enfermedad. Según Sollinger, la diabetes mellitus tipo 1 afecta a 1,7 millones de personas en Estados Unidos, mientras que en España la prevalencia es de entre 60.000 y 70.000 personas. Canarias tiene una de las tasas más altas de diabéticos de toda Europa.

La intención del equipo liderado por Sollinger es conseguir que el propio organismo del enfermo vuelva a generar insulina. Para ello “se crea en el laboratorio un promotor de insulina que se inyecta en el paciente para que actúe en el hígado”, señaló Sollinger, quien añadió que “el hígado pasaría a funcionar como el páncreas”.

Una vez que concluyan los estudios preliminares en perros diabéticos de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Wisconsin, comenzará la fase de prueba en humanos. El especialista regresará próximamente a Tenerife para ofrecer un ciclo de conferencias sobre sus avances en este campo.

TE PUEDE INTERESAR