la orotava

La miel gana adeptos en la Villa de La Orotava

El municipio cuenta con una gran variedad de producción y dos asociaciones en las que hay registrados unos 300 apicultores
APICULTURA OROTAVA 2
APICULTURA OROTAVA 2
El alcalde, Francisco Linares, y el concejal de Agricultura, Alexis Pacheco, muestran la guía didáctica Un paisaje de mieles, editada por el Ayuntamiento de La Orotava. DA

La Orotava tiene una gran tradición apícola, dado que es el municipio de Tenerife que alberga el mayor número de asentamientos y se ha dedicado a esta actividad durante siglos. Debido a su extensión, que abarca desde la costa hasta el pico del Teide, cuenta con numerosos y diferentes entornos que permiten producir diferentes tipos de mieles, tanto monoflorales como multiflorales, entre las que se encuentran la Retama del Teide, considerada una de las mejores del mundo; el Tajinaste Rojo, la Malpica o el Rosalillo de Cumbre, todas en zona de cumbre.

A ellas se añaden las ubicadas en otros pisos de vegetación, como la Barrilla, el Relinchón o la Pitera, en la costa, el Castaño e Hinojo en medianías, o el brezo y Sonaja en las zonas forestales. Todas ellas dan lugar a una gran variedad de sabores y tonalidades de un producto que gana cada vez más adeptos. No solo entre los consumidores, sino también entre los agricultores, ya que en el municipio hay dos entidades, la Asociación Tinerfeña de Apicultores y la Asociación de Apicultores del Norte de Tenerife, en las que hay registrados casi 300 apicultores, según detalla el concejal de Agricultura, Alexis Pacheco.

Ambas se encargan de la coordinación del Centro de Extracción de Mieles ubicado en el Camino de Chasna, donde antiguamente se ubicaba un colegio, que presta servicio a más de un centenar de productores de la comarca. El local, cedido y acondicionado por el Ayuntamiento de La Orotava, evita que estos tengan que trasladarse hasta la Casa de la Miel en El Sauzal, para realizar la extracción de la miel de los panales, ya que allí disponen de toda la maquinaria y con “coste cero” para ellos, subraya Pacheco.

Con el objetivo de difundir la actividad y de proteger el sector, el Consistorio ha editado recientemente la guía didáctica La Orotava: Un paisaje de mieles, que explica de forma clara y amena la historia de la apicultura en general, la actividad apícola en las Islas y, en concreto, en Tenerife, y también se centra en la importancia socioeconómica que ha tenido y tiene esta actividad en la Villa.

Así, explica que la apicultura en la localidad se remonta a la época aborigen. En el menceyato de Taoro ya se aprovechaban los diferentes recursos en la costa, el monte y la cumbre. El consumo de miel disponible en panales silvestres fue probablemente una de las acciones que los habitantes de este entorno realizaron durante siglos.

Tras la conquista, se introdujo la cultura apícola a través de colmenas fijas que se ubicaban según la floración en distintos periodos del año. Las estructuras utilizadas para este fin se denominaban corchos y tenían una forma cilíndrica característica. Muchos de los asentamientos donde estaban ubicados son todavía visibles y suponen un legado etnográfico de gran valor.

En la actualidad se utilizan colmenas móviles que permiten una mejora sustancial a la hora de gestionar los enjambres y que deben reunir ciertas condiciones, como estar al menos a 500 metros de distancia de un centro deportivo, de carretera urbana (300 metros), interurbana (no puede estar a menos de 50), y otras para poder hacer el asentamiento con una cantidad máxima, ya que no puede haber más de ocho colmenas por asentamiento dentro de zona privada, “a excepción del Parque Nacional del Teide, que ya lo gestiona el Cabildo de Tenerife”, especifica el concejal.

APICULTURA OROTAVA
la guía didáctica ‘Un paisaje de mieles’

RELEVO GENERACIONAL

Se editaron un total de 2.000 ejemplares de la guía. Además de estar disponibles en la Agencia de Extensión Agraria y en las dos asociaciones apícolas, se han repartido en los centros escolares del municipio con el objetivo de despertar el interés de los más pequeños, contribuir al relevo generacional de un sector en el que trabajan unas 1.000 familias de la localidad, según el concejal, y dar a conocer los recursos agrarios y ganaderos que tiene La Orotava.

En este sentido, el edil destaca el importante papel que desempeñan las abejas en el mantenimiento y la mejora de la producción de determinados cultivos, como el aguacate, la papaya o la manzana. “Estos insectos son los responsables de uno de los aspectos biológicos básicos, la polinización. En entornos naturales y agrarios, estos seres vivos son la pieza clave para la reproducción vegetal”, explica.

Otra característica de las mieles de La Orotava es que están elaboradas mediante procesos y técnicas artesanales, fusionadas con los procedimientos más modernos que garantizan una mayor calidad e higiene a la hora de procesarlas. Ello, unido a una materia prima de alta calidad, ha dado como resultado varios premios, tanto a nivel insular como regional.

Con el objetivo de evitar el intrusismo en el sector y que la calidad se mantenga, los apicultores locales luchan para crear un sello específico de las mieles de La Orotava, “porque se están introduciendo muchas de fuera, sobre todo de China, y quieren que se garantice que la miel es de la Villa y ha sido envasada aquí”, afirma Alexis Pacheco.

Es importante que los consumidores sepan que pueden comprar las mieles de La Orotava en las tiendas de agricultura del municipio, o en los mercadillos del agricultor, tanto de La Orotava como en el de Tegueste y los de la Isla Baja, y no se confundan con otras de un color similar, pero con un sabor con el que difícilmente puedan competir.

UNA INICIATIVA PARA RECUPERAR Y PROTEGER AL SECTOR APÍCOLA EN LAS ISLAS

La guía está editada en dos idiomas, español e inglés, y forma parte de un proyecto global que lleva a cabo el Consistorio orotavense, en colaboración con otras administraciones públicas, de recuperación, protección y proyección del sector apícola en las Islas.

TE PUEDE INTERESAR