guÍa de isora

Las ayudas en marcha devuelven la esperanza a Leolanda y su familia

La asociación Villa Feliz está a punto de conseguir para esta vecina isorana sin recursos con cinco hijos 7.000 euros del Instituto Canario de Igualdad y le busca un alquiler social urgente
LEOLANDA GUÍA DE ISORA
LEOLANDA GUÍA DE ISORA
Leolanda y dos de sus hijos, en su casa de Guía de Isora. DA

Leolanda empieza a ver la luz al final del túnel. Después de que su caso saliera a la luz el mes pasado en DIARIO DE AVISOS, tras la movilización de la asociación de juristas tinerfeños Villa Feliz, que salió en auxilio de esta vecina de Guía de Isora sin recursos económicos que convive con su pareja y seis hijos menores de edad, las puertas de la solidaridad empiezan a abrirse.

El drama familiar de esta mujer de 37 años, que apenas percibe 322 euros de subsidio por desempleo y que cobrará por última vez el próximo día 26, parece que empieza a quedar poco a poco atrás, aunque dependerá en gran medida de los obstáculos burocráticos que tendrá que salvar la familia -asistida por una abogada voluntaria que se ha ofrecido a la asociación- a la hora de obtener las ayudas que ya se tramitan y, sobre todo de consumar el gran sueño de Leolanda: habitar una vivienda digna de alquiler social después de 10 años en una casa sin las mínimas condiciones de salubridad, en la que tienen que comer por turnos por falta de espacio y en la que los niños duermen en literas apiladas en un cuarto sin ventanas y la niña en el sofá del comedor.

PARTIDA DE 7.000 EUROS

Villa Feliz está a punto de lograr una ayuda para esta familia de 7.000 euros del Instituto Canario de Igualdad (a falta de obtener un certificado de empadronamiento en el Ayuntamiento de Guía de Isora, que confía en lograr la próxima semana) y ya ha presentado la documentación en el Registro Público de Demandantes de Viviendas Protegidas de Canarias para optar a una casa en régimen de alquiler social.

Paralelamente, el segundo hijo de Leolanda, Braulio Alexander, que cumplirá 16 años el próximo día 13 y que cursa tercero de Enseñanza Secundaria Obligatoria, empezará a trabajar como extra los fines de semana y en períodos vacacionales gracias a la colaboración del Grupo Compostelana. Antonio, la actual pareja de Leolanda, espera estos días la llamada del Ayuntamiento isorano para firmar este mes un contrato de trabajo para los próximos seis meses, producto de un convenio entre el Consistorio y el Servicio Canario de Empleo, por el que trabajará en el sector agrario percibiendo un sueldo de 900 euros al mes.

RESPUESTA SOLIDARIA

Las muestras de solidaridad, canalizadas por la asociación que preside Juan Pablo Carlos Barett y amadrina la jueza María de los Ángeles de Lorenzo-Cáceres, no paran. Una pareja de colaboradores y socios de Villa Feliz, Lourdes Rodríguez y Carlos Rendón, han dispensado varias ayudas extras, entre ellas la medicación de la niña, Yulimar, para su tratamiento de asma y 300 euros en alimentos. Ambos ya dieron muestras de su generosidad en Samaná (República Dominicana), donde se centró la primera acción de la asociación, al comprar unas gafas a un niño de 7 años del colegio Ramón Balbuena, que sus padres no podían pagar.

Leolanda, que ayer recibió una nueva remesa de alimentos en su casa, da las gracias todos los días a la asociación y a sus colaboradores. En la familia ha renacido la ilusión, sus hijos vuelven a sonreír y ella espera que nadie la despierte de este sueño.

TE PUEDE INTERESAR