entrevista

Juan Verde: “Obama ya tiene en mente venir a Canarias”

Verde es exasesor de Barack Obama y miembro del Comité Nacional del Partido Demócrata
Juan Verde. DA
Juan Verde. DA
Juan Verde. DA

Fue asesor de Barack Obama en economía internacional y sostenibilidad, y participó como miembro del equipo de estrategia en la campaña electoral de Hillary Clinton. Actualmente forma parte del comité nacional del Partido Demócrata y centra todos sus esfuerzos en derrotar a Donald Trump en las elecciones de noviembre de 2020, “para devolver a Estados Unidos y al mundo el sentido común y la lógica”, asegura este canario nacido en Telde hace 47 años. El pasado fin de semana participó en una jornada sobre emprendimiento organizada por el Ayuntamiento de Adeje en el Hotel GF Victoria. Allí atendió a DIARIO DE AVISOS.

-El mundo está pendiente de Venezuela estos días y de la reacción de Estados Unidos. ¿Descarta una intervención militar?
“Creo que no va a haber intervención bélica, porque el señor Trump habla de America first (primero América), ha abandonado Irak y Afganistán, no firma los convenios internacionales y no sería congruente iniciar un conflicto bélico en un año electoral. Iría en contra de su propio mensaje y propaganda política. Si algo hemos aprendido de él es que es bastante pragmático, políticamente hablando. Dudo que cometa ese error, aunque podría darse un segundo escenario, y es una intervención quirúrgica”.

-¿A qué se refiere?
“A una operación de la CIA, donde maten a cuatro o cinco, o los saquen fuera del país, pero no una invasión por tierra, mar y aire”.

-Estados Unidos afronta un nuevo ciclo político con la cuenta atrás para las próximas elecciones. ¿De qué factores dependerá la reelección de Donald Trump?
“En primer lugar de la economía. Difícilmente se puede sacar a un presidente cuando las cosas van bien, aunque se han dado algunos casos. Bill Clinton decía que la gente vota con la mano en el bosillo. Otro factor es qué contrincante de Trump elegiremos en el Partido Demócrata. Con el anuncio del exvicepresidente Biden son ya 20 candidatos para las primarias. Será un proceso desgastador, pero el que salga de ahí va a salir fortalecido y, sobre todo, con legitimidad. Que no se nos olvide que Trump era uno de 17 candidatos, estaba el último en las encuestas y ganó. Nuestro candidato debe inyectar ilusión, como en su día lo hizo Obama, a un electorado que quiere frescura. Y el tercer factor es el desenlace de las batallas legales en las que está metido Trump, con siete casos abiertos, y sin el control del Congreso desde enero. Si cualquiera de estos siete casos llega a buen cauce legal, podría haber un proceso de impeachment”.

-¿De verdad que ve posibilidades de derrotar a Trump en las próximas elecciones?
“Si Trump pierde solo uno de los tres factores que le acabo de comentar, ganamos”.

-¿Cuál es su opinión respecto a la trama rusa y a la supuesta injerencia en las elecciones de Estados Unidos, después de que el fiscal general defendiera ante el Senado que Trump no cometió obstrucción a la Justicia?
“No hay duda alguna sobre el hecho de que los rusos se inmiscuyeron en las elecciones. Eso ya no lo pone en tela de juicio nadie. La única pregunta que contestaba el informe es si este señor (Trump) fue responsable de forma directa de la trama entre el Gobierno de Rusia y él. Y la respuesta es que no se ha podido probar. Pero que se inmiscuyeron, metieron recursos y dinero no hay duda. Hay cinco agencias de seguridad nacional en Estados Unidos, entre ellas el FBI, la CIA y el Pentágono, que han llegado a la misma conclusión: participaron. La pregunta es si fue lo suficientemente determinante como para decantar la balanza o no. Nunca lo sabremos. Y el informe, insisto, lo que dice es que este señor no estaba compinchado con Putin, o por lo menos no podemos probarlo. Tres de sus colaboradores más íntimos están en la cárcel: su abogado personal y dos de sus jefes de campaña. ¿Y este señor no se enteró de nada?”

-El Gobierno de Estados Unidos ha activado la Ley Helms Burton, suspendida desde 1996, que golpea de lleno a numerosas empresas españolas en Cuba. Las primeras demandas de ciudadanos americanos contra compañías internacionales por lucrarse con propiedades confiscadas por el régimen castrista ya han comenzado. ¿Cómo interpreta esta medida?
“Me causa preocupación y tristeza. Parte del legado que yo admiro de Obama fue entender que no puedes hacer lo mismo una y otra vez y esperar un resultado distinto. Estamos hablando de 60 años de un embargo que no ha funcionado contra un país y que solo ha generado pobreza, injusticia y una excusa para que nos odien en Cuba. Obama tomó una decisión correcta al abrir el diálogo. Trump no solo ha deshecho el camino, sino, encima, ha activado la Ley Helms Burton, que viene a penalizar con una serie de medidas a cualquier empresa, particularmente europeas, que tenga actividades económicas en Cuba. Dicho eso, creo que esto es un paréntesis en la historia de Estados Unidos. Volveremos al sentido común y la lógica con una administración demócrata”.

-Nos dijo en una entrevista hace dos años que se daban las condiciones para el fin de 70 años de paz mundial. ¿Mantiene esa impresión?
“Desde 1945 hasta la llegada de Trump había un fuerte entendimiento entre Estados Unidos y Europa, que nadie ponía en tela de juicio. Hoy está en juego. A nivel comercial ha ido a peor y Rusia se ha envalentonado con acciones en países como Ucrania, Siria o Irak. No creo que vayamos a una tercera guerra mundial a corto plazo, pero sí creo que debería preocuparnos la actual situación de incertidumbre. Estados Unidos y Europa cuando colaboran tienen mucho que ganar y cuando no lo hacen tienen mucho que perder”.

-Obama estuvo hace unas semanas en Sevilla. ¿Vendrá a Canarias algún día?
“Sería un sueño para mí. La fundación que yo represento lo trajo a Madrid el año pasado. Fue la primera visita como expresidente que hizo a Europa y tuve la gran fortuna de pasar un fin de semana completo con él”.

-¿Le ha comentado alguna vez la posibilidad de venir al Archipiélago?
“Sí. He hablado con él de manera personal y directa para que considere venir a Canarias. Así que ya lo tiene en su mente. Si ya vino Clinton una vez a Tenerife, ¿por qué no otra vez? Tendría muchísimo sentido y para Canarias sería fundamental. Es la personalidad más importante del planeta, junto con el papa, con el 84% de popularidad a nivel mundial. Le llueven las invitaciones en el mundo entero”.

-¿Cómo ve a su tierra desde la distancia? ¿Qué lectura hace de su realidad económica y social?
“Siempre soy optimista con Canarias. Hay pocos sitios en este planeta donde haya mejor calidad de vida y hoy contamos con la generación mejor formada de la historia. Lo que me preocupa es que no existan las condiciones propicias para que puedan florecer el emprendimiento y la innovación y que la gente sea más valiente en esta tierra. Solo el 17% de los universitarios españoles quiere ser emprendedor cuando en Estados Unidos ese porcentaje es del 82%. La diferencia es tremendamente significativa”.

TE PUEDE INTERESAR