educación

La conectividad frena el uso de las nuevas tecnologías en las aulas canarias

El Consejo Escolar de Canarias aboga por reducir la brecha con el resto del país mejorando la integración educativa de las TIC, los recursos e infraestructuras de los centros y apostando por formar al profesorado

De izquierda a derecha, el técnico José Eladio Ramos, el presidente del Consejo Escolar de Canarias, Ramón Aciego de Mendoza y el vicepresidente Eusebio Dorta durante la presentación del informe. |Mario González
De izquierda a derecha, el técnico José Eladio Ramos, el presidente del Consejo Escolar de Canarias, Ramón Aciego de Mendoza y el vicepresidente Eusebio Dorta durante la presentación del informe. |Mario González

El estudio La competencia digital en la escuela canaria, auspiciado por el Consejo Escolar de Canarias (CEC) y las dos universidades públicas canarias, desvela la brecha digital que existe en la dotación de Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) y su uso en el proceso de aprendizaje en las Islas, que les sitúan por debajo de la media española en seis de los ocho parámetros tomados como muestra. Destaca el porcentaje de aulas con conexión a Internet (el 89% frente al 94% nacional), los centros que disponen de red wifi (84% frente a 90%), el porcentaje de centros canarios con páginas web, el 32% inferior a la media nacional, o el porcentaje de centros con acceso a la nube, el 26% menor. Donde también hay un notable desfase es en la implantación en los centros públicos y privados de las Islas (16,7% por 57,9%), ya que los segundos han acelerado la incorporación de las nuevas tecnologías, aunque, en este punto, favorecidos por sus mejores conexiones a las redes de datos.

El presidente del Consejo Escolar, Ramón Aciego de Mendoza, pidió reflexionar sobre la necesidad de transformar en el ámbito de la escuela las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) en Tecnologías para el Aprendizaje y el Conocimiento (TAC), además de considerar un reto prioritario la implantación real de las TIC en las aulas, y recomendar la mejora de las infraestructuras y la conectividad, así como la formación del profesorado presente y futuro en competencias digitales, pero para ello deben contar con apoyos suficientes en la implantación de estas tecnologías para resolver los problemas que puedan encontrar: “Hay que hacer una apuesta valiente para los que se están formando en las universidades”.

Definió las estrategias que se han de seguir para lograr un modelo que vaya desde la implantación de las TIC, pasando por el correcto uso de las Tecnologías para el Aprendizaje y el Conocimiento (TAC), hasta las Tecnologías para el Empoderamiento y la Participación (TEP), es decir, el modelo circular de competencias TIC-TAC-TEP. “Ya no hay excusa para que las aulas canarias no tengan esa competencia digital, pero no una competencia en las TIC, sino en el uso didáctico de esas tecnologías, para que los niños puedan competir en el mundo digital del siglo 21”, abundó Aciego.

El CEC reconoce como factores claves en los centros el impulso de la innovación, el liderazgo del equipo directivo, la disponibilidad de un Plan TIC y la existencia de una figura de coordinación tecnológica. También propone la cooperación entre centros educativos y familias en el fomento de la responsabilidad y autonomía personal o la puesta en marcha de planes y convenios para disminuir la brecha digital, así como una actualización de las infraestructuras, plataformas, materiales didácticos (revisando la diversidad) y recursos online, como la dotación a cada aula de más seis ordenadores o pizarras digitales, o la incorporación de los móviles, al conjunto de las herramientas del proceso de enseñanza-aprendizaje. En este punto Canarias está por delante del país en su uso en las aulas.

El presidente del Consejo Escolar de Canarias durante la presentación del informe. |Mario González

Icod, San Sebastián de La Gomera y Santa Brígida

La experiencia práctica se desarrolló en tres centros educativos de un entorno urbano (Icod de los Vinos), de una zona rural (Santa Brígida) y en una isla no capitalina (San Sebastián de La Gomera), que reveló importantes problemas en la conectividad, en las zonas rurales donde la red es débil, y en las urbanas cuando los alumnos acceden simultáneamente. “La conectividad es el factor principal que está bloqueando el avance de la utilización pedagógica de los recursos digitales, que podrían favorecer el aprendizaje, pero que tienen un uso menor que el libro de texto, el lápiz y el papel, también lastrado por los recursos limitados que disponen. El alumnado presenta una alta receptividad al uso didáctico de las tecnologías, además de la buena aceptación por parte de las familias, sin embargo, la utilización pedagógica no se ha generalizado en la mayoría del profesorado.

La educación digital, arma para luchar contra la despoblación de las Islas Menores y la desigualdad

El presidente del Consejo Escolar de Canarias incidió en que “la educación, entendida como apuesta social” y “servicio básico”, puede luchar contra “la despoblación” de islas como La Palma, El Hierro o La Gomera si sus residentes reciben una “educación equiparable” y en “igualdad de condiciones” que las islas más pobladas n